Kthulu Inc.

…obedece al tentáculo!

Me Cago en Dios

No soy un ser humano, pero todos por mi exterior creen que lo soy. He estado en este mundo por 26 años y creo que del conocimiento y del vivir aún estoy recién aprendiendo.

Pero puedo asegurar que aunque pasen 100 años nunca dejarán de sorprenderme ciertas cosas que ya creía manejadas o sabidas por la experiencia.

Tengo  tan solo 26 años y lo vivido es tanto como lo no vivido hasta ahora. Me espera un mundo afuera y también un mundo aquí adentro esperando estallar con la emoción de sentirse libre de crear y creer lo que sea, sin ataduras y sin ideas preconcebidas por las tradiciones.

Me gustaría decir que no tengo nombre, pero por desgracia he sido encerrado en uno. Con él no me siento identificado pero sigue siendo mi nombre y mientras no pueda escapar de la sociedad me seguirán llamando Marcelo, y el estado creerá que me puede identificar con un número.

Mi nombre pueda que sea Marcelo, quizás tengo 26 años, duermo de día y vivo de noche. El escribir es solo un intento, el arte es solo una forma de escapar, la fotografía es la fallida instancia en que trato de mirar el mundo desde otro lado, pero a pesar de todo aun sigo haciéndolo y sigo estando aquí para escupirle la cara a lo estático y la mediocridad de quedarse frente a un televisor todo el día y tener un vida vacía vivida por vivir y monótona por convicción, yo muero por no ser así.

No creo en ninguna mierda, ni en la religión, ni en el estado o la política, ni en las concepciones sociales, ni en la familia, no creo en absolutamente nada, tan solo en mí y solo en mí como concepto autorrealizado, al igual que puede llegar a ser cualquier cosa en este universo al partir de lo que somos todos y todo como uno.

Soy un rebelde, un apátrida, un iconoclasta y un perdido a punto de caer y volver a caer solo para ver que hay más allá de lo que todos han visto, todo lo intentaré, todo me permitiré sin pensar si es malo o bueno, todo debo intentarlo y todo debo tratar de lograrlo para no arrepentirme y no pensar que este segundo no ha valido de nada.

La vida es solo un momento en que se abren los ojos, es solo un momento de respiro y solo un momento de disfrutar. Todo lo que se da, queda; todo lo que se niega, se pierde. Este es el momento, este es el instante de ganarlo y de perderlo todo, no seamos estúpidos siguiendo solo por seguir, no nos cerremos a solo creer que somos bendecidos por dioses perdidos en libros, el momento de creer en nosotros es ahora y nadie vendrá a salvarnos de nuestras propias idioteces y miserias de pensar que lo único que importa es el sistema, en el que nos han atado para ser presos de sus absurdas ideas muertas.

El pueblo ha muerto, ahora la revolución viene de las personas y de las ideas que cada individuo tenga creyendo en la verdad y solo la verdad, que por definición no es más que un punto de vista cargado por la personalidad intrínseca. Este es el momento de luchar por nuestras ideas, ha muerto dios y la mente es nuestra única guía y consejera de lo bueno y de lo malo que podemos hacer.

Sean libres, quizás esto es solo un sueño del cual despertar es el comienzo a maravillarnos de lo que somos nosotros mismos.

No hay dios, no hay sistemas, ahora somos nosotros quienes pueden destruir el mundo y volverlo a armar como sentimos que realmente debe ser esta mierda.

Por Marcelo (Colaborador Litio).

3 comentarios el “Me Cago en Dios

  1. beleth
    15 febrero, 2011

    es imposible la revolucion, se ha manipulado a las masas para que vivan de la ignorancia y resignacion, esclavos del trabajo, del tiempo y del consumismo, la revolucion sera llevada por una minoria que quedara plasmada en una revista como anecdota.

  2. Maria Pilar
    17 febrero, 2011

    Me parece, tambien creo que somos nosotros los que debemos crear nuesta realidad, no vivir atados, temiendo las consecuencias o casitgos divinos.

  3. Un weon H.
    7 marzo, 2011

    El castigo divino, fué y és algo que nació para justificar lo injustificable.
    Mientras exista la verdad, todo es justificable, por ende no existe el castigo divino, por ende no existe Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 4 enero, 2011 por en -Critica Existencia y etiquetada con , , , , , , , , , , , , , , .

Litio, equilibrio inestable.

Conoce Revista Litio.

Litio un espacio donde lo que prima es la opinión desde la perspectiva del ciudadano común y corriente, sin ataduras ideológicas ni prejuicios inculcados. Somos espacio para la información aterrizada y la creatividad desbocada... en inestable equilibrio.

Sexus, instintos primarios.

Esto es Sexus!

Es el espacio dedicado a la pasión de multitudes, el SEXO. Columnas escritas por gente apasionada por el sexo y sus infinitas variedades. Pasa, conoce, descubre y experimenta con nosotros el exquisito mundo de la estimulación sensorial... es Sexus!

Escribe tu email y recibe notificaciones cada vez que el sitio se actualice!

Únete a otros 125 seguidores