Kthulu Inc.

…obedece al tentáculo!

Chile, país de extremistas.

Si no es blanco es negro, si no es alto es chico, si no es largo es corto, si no es bueno es malo. En este país toda opinión, toda postura, todo comentario, toda acción se cataloga en extremos.

O crees en el Dios Cristiano o eres Ateo (sinónimo de Satánico para gran parte de la población). Si no eres del Colo eres de la Chile. Si no te gusta el Fútbol eres Gay. Si no eres Gay eres Hetero… ni se te ocurra tratar de explicar lo que es un Bisexual, eso sólo delata lo Gay que eres…Innegablemente, Chile es un país de extremistas. Resulta paradójico que lo que la dictadura (o gobierno militar llamelo como guste, no es de mi incumbencia) pretendió (como aspirar o simular) erradicar durante los años 70 haya resultado ser finalmente una cualidad innata del chileno contemporáneo. Somos todos extremistas! Estamos en todas partes! Vamos viendo las cosas en blanco y negro por la vida y, lo peor de todo, no nos tienen a ninguno identificado señores!

A manera de ejemplo: esa pequeña intro que acabo de hacer es suficiente para que más de alguno ya tenga hecha una imagen de mi persona. “Ahhh! este weón es rojo”. Una pequeña mención al gobierno militar, un parafraseo a Pinochet y la idea de heredar algo de la dictadura ya debe haber pulsado en más de alguien la vibra extremista, encasillándome inevitablemente (y posiblemente para siempre) en una de las únicas dos posturas políticas existentes. Porque en Chile, si no eres de derecha eres de izquierda… y no hay más.

Cansa. Para ser franco, cansa vivir en un país donde tu opinión siempre estará sujeta a la comparación con el discurso zurdo o a la percepción facha de las cosas. Es cosa de revisar los comentarios sobre noticias de cualquier tipo en publicaciones on-line para darse cuenta que nada escapa a este extremismo. Si se critica la turbiedad de cierta situación que involucra a un ministro del gobierno actual se es zurdo. Si se critica el evidente ocaso de uno de los músicos emblemáticos para la izquierda chilena se es facho. Aparentemente nadie puede hacer una critica desde un punto de vista neutro sólo tomando en consideración los hechos concretos sin involucrar partidismos ni ideologías. Debido a eso, resulta imposible tratar de discutir algo con altura de miras en este país, y esa es una de las principales razones por las que esta nación no parece progresar al ritmo que debiera. Chile sigue pegado en la “transición”!

Subrepticiamente, nos detestamos los unos a los otros. El chileno exuda un desprecio infinito por quien piensa distinto, actitud solamente atribuible al trauma que significa un golpe de estado y posterior dictadura para un país. Más allá de las razones que llevaron al golpe, lo importante hoy son sus consecuencias: la linea divisoria entre quienes apoyaban el levantamiento militar y quienes no, se trazó con sangre.

Y aún hoy, a 20 años de recuperada la democracia, los jóvenes siguen heredando esa percepción en blanco y negro de la realidad. Se sigue pensando, opinando y criticando desde uno de los lados de la linea divisoria.

Izquierda y derecha, arriba y abajo, sabemos que estos existen, y de ninguna manera se deben negar, pero debemos empezar a aceptar y a enseñar que estas no son las únicas opciones. Nuestra existencia está construida sobre una red de infinitas alternativas, tratar de limitarlas es tratar de reducir nuestras capacidades como seres humanos y, querámoslo o no, la sociedad contemporánea ya nos ha reducido bastante las opciones como para llegar al extremo de limitar nuestro parecer e inteligencia. No?

Se siente mucho mejor desvincularse de prejuicios e ideas preconcebidas. Tratar de escuchar la postura del otro lleva a un mejor entendimiento de la realidad ajena, y eso es justamente lo que necesitamos. Empatía. Conexión. Colaboración. Los extremismos ciegos nos tienen estancados en conflictos ilusorios que sólo obstaculizan nuestro progreso como personas y como país. Mientras el Congreso siga viendo el país en blanco y negro, las cosas seguirán igual, pues todos tiran para su lado (izq/der) y muy pocos buscan una opción alternativa para donde virar, un punto intermedio entre lo negro y lo blanco, lo bueno y lo malo, la razón y la fuerza…

Donde estás parad@ tú? Eres facho o zurdo, flaite o cuico, comunacho o momio? Crees que realmente importa?

Todo es política, claro está, pero no todo es partidista. Y las ideologías son sólo opiniones compartidas por mucha gente, nada más que eso. Lo importante es tener una percepción del mundo en el que vives desarrollada a partir de tu propia observación de la realidad, no a partir de los principios y dogmas que alguien creyó aplicaban a todo el mundo. Y eso vale para la política tanto como para el diario vivir.

Cultiva la empatía. Trata de entender las razones de los demás y enriquece tu propia vida conociendo más y mejor a quienes piensan distinto. Detalles como ver lo positivo en la postura ajena alivian la tensión del diario vivir y te ayudan a crecer como persona. Inténtalo algún día (gente ha muerto por ello, no puedo mentir, pero vale la pena el riesgo).

Tengo claro que con el cierre de este texto más de alguien me habrá terminado etiquetando como “hippie trasnochado” que sumado a la idea que se pudo hacer de mí cuando comenzó a leer da como resultado un típico estudiante izquierdoso hippiento de universidad publica… bueno, permítame aclarar: nunca tuve mayor contacto con los hippies zurdos militantes en la universidad, no por ser zurdos, ni por ser hippies, sino por extremistas, igual que usted que pensó que yo podría ser uno de ellos sólo a partir de lo expresado en este texto.

Acerca de Don Clean

Traductor de profesión. Blogger desde el año 2002. Escritor freelance de cuentos picantes. Editor de Revista Litio. Activista del sexo libre y cunnilingüista profesional.

17 comentarios el “Chile, país de extremistas.

  1. Juan
    21 enero, 2011

    Pero la gran mayoría de las cosas en la vida, no sé si por herencia cristiana occidental o qué, están dadas por oposiciones binarias… es peludo ver el gris, y olvidarse que no sólo hay tintes de grises, sino que tb de blancos (no sé si negros pero capaz), y es innegable que hay muchos mas colores!
    Creo que es más fácil caer en el etiquetar, pero no sé hasta qué punto no es la mente humana la que lo hace como parte de su manera de conocer, o si es sencillamente que lo hacemos por una herencia moral del año del pico.

  2. Estudiante de Cine
    21 enero, 2011

    Uuh! Por fin encuentro una idea que valga la pena y sea digna de compartir. Yo pienso igual.
    Sigue publicando cosas similares, que ojalá no se quedara sólo en una página de internet. A este país le hace falta esa escala de grises que tanto enriquecen una imagen, bueno, siempre y cuando se quiera tener una imagen rica de lo que es el Chile actual.
    Seguimos heredando las palabras: “resentido” o “facho” de nuestros padres, y si nosotros, los jóvenes, no lo detenemos, seguiremos teniendo este país en blanco y negro que a tantos les gusta mantener.

  3. Ricardo Martínez
    21 enero, 2011

    Simplemente brillante. Lo más noble que he leído en muchísimo tiempo. Felicitaciones!!!

  4. Javiera Medina
    22 enero, 2011

    Exelente, tiempo sin leer algo tan sensato.
    Dejar a un lado el extremismo es un paso primordial hacia la aceptación social.

  5. Julia
    23 enero, 2011

    Es una reflexión si bien no novedosa, sí muy sensata y que comparto. Lo único de lo que cabe cuidarse, eso sí, es de no caer en el “extremismo de la relatividad”, vale decir en esa parada hippie trasnochada de no quedar mal con nadie. Y con respecto a la política, creo que a estas alturas es medio anacrónico definirse como de izquierda o derecha, cuando para cualquiera que esté informado del acontecer de estas últimas décadas es evidente que quienes gobiernan ahora son las grandes corporaciones transnacionales, que no tienen ninguna ideología salvo la del dinero.

    • St. Clean
      23 enero, 2011

      Claro que si, todo extremismo es negativo, incluso la imparcialidad en extremo.

      Lo importante creo yo es tener una opinión bien fundamentada en base a hechos y no en base a preconcepciones… es en el fondo la idea, informarse.

      Gracias por visitar y por sus comentarios!

  6. anie
    6 febrero, 2011

    mm buena reflecion
    casi nadie ve el color y gris y en realidad a casi todo el mundo le importa solo sus objetivos practicamente son pocos los que hacen lo contrario
    al menos mi em desagrada el tipico joven q hoy es aprtidario de al jjcc solo por el golpe militar
    y que no tiene ni idea de como diantres son los sistemas economicos por decir el tipo cuestionamiento de los comunistas q creen q siempre alcanzara para todos!
    eso es mentira señores
    porque solo lleva a la pobreza
    si no fijate cuando un extranjero en sistema comunista viaje a un pais con economia mixta y se dirija al supermercado
    se volvera euforico por ver el mismo producto de todos colores…

  7. Kuri Lonko
    4 abril, 2011

    “esa parada hippie trasnochada …”, me dolió esa frasecita, en todo caso. Suena intolerante, además de miope. Pero en fin, cada cual es como puede y eso es inevitable.
    Con todo lo bueno y/o malo que pueda tener, pertenezco a esa generación que durante los años 70 veía un mundo que podía y debía ser distinto: un mundo en que cupiéramos todos. “El comienzo”, se le llamó; Fracasamos, ganó el sistema; pero eso no significa que muchos de nosotros hayamos renunciado a nuestros sueños y aspiraciones. Y en ese empeño, tratamos a los demás como seres únicos e irrepetibles, respetables todos desde sus diferencias o a pesar de ellas, y quisiéramos también, por parte de aquellos que no ven más que una eterna conspiración de todos contra todos, el mismo respeto, la misma consideración porque no se trata de “no quedar mal con nadie”, no. Se trata simplemente de no emporcar aún más la atmósfera que todos compartimos.
    Saludos desde el Sur del Mundo.

    • St. Clean
      7 abril, 2011

      Aclaro que lo de “hippies trasnochados” es una referencia a los dichos de Ravinet respecto a grupos ecologistas hace un tiempo atras… es solo un recurso para dejar claro el punto, no usaria ese lenguaje personalmente… 😉

      Saludos hacia el Sur!
      Gracias por comentar!

  8. Pingback: Contra Derecha e Izquierda. | Revista Litio

  9. Gonzalo Iván
    5 agosto, 2011

    TE contaré dos cosas:

    1.- Cuando expreso una mis ideas que reflexione por lo que mire, a veces siempre intentan etiquetar me han dicho comunista, socialista y hasta nazi…

    2.- Un profe me dijo una vez: “Tú no sabes que micro tomar”

    Este último punto siempre de alguna forma me acuerdo cuando hay conflicto extremistas, me afecta de una manera muy penca de no saber quien chucha tiene la razón y solo buscan que su idea prevalezca en vez del beneficia a todos. Sin embargo, no puedo negar que esa actitud de extremista esta presente en mi, es como si un arquetipo de un pensamiento fue insertado en mi, pero de alguna forma siento que tengo una forma de pensar mucho más allá del “bien” y el “mal”. Todo esto también me provoca conflicto, que irónico… te invito a que veas un tema que publique en esta revista, tal vez sea la clave para todo esto, aunque no establezco el “como” pero algo es algo o ¿no?….

    http://kthulu.cl/2011/06/17/protestas-una-historia-sin-fin/

    Bueno solo queda decir que se perdió todo y hay que ser lo que más se necesita, eso saludos….

  10. Juan Manuel Salas Gòmez
    6 agosto, 2011

    toda la razón compadre, aplaudo tus palabras…lastima que gente sesgada no la comprende.
    Las ideologías son meras utopías imposibles (principalmente el capitalismo como tal y el comunismo como tal).
    Seremos todos iguales…cuando nos respetemos los unos a los otros y simplemente no desprecies o envidies al otro por sus diferencias y claramente los extremos incitan a ello. Ser centrado no quiere decir que no te decidas, quiere decir que seas lo más objetivo posible al momento de tomar una decisión.

  11. Felipe
    19 septiembre, 2011

    Al fin he leído en estos días, en estos años realmente, un comentario que me identifique y que hable de la realidad, la intolerancia de este país, herencia de dos periódos extremistas. Realmente gracias porque siento que no pienso esto solo

  12. Es más extremo decir que un periodo de tres años es análogo a uno de 18.

  13. nicanutaniprostituta
    28 octubre, 2012

    Una reflexión sensata en un dia con un clima acalorado al respecto.
    Toda la razón nuestro pais aun está en transición y es por que las juventudes actuales así lo desean,por que heredan las animosidades politicas de sus padres y abuelos y se encasillan en dos conceptos que necesitan ser superados.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Litio, equilibrio inestable.

Conoce Revista Litio.

Litio un espacio donde lo que prima es la opinión desde la perspectiva del ciudadano común y corriente, sin ataduras ideológicas ni prejuicios inculcados. Somos espacio para la información aterrizada y la creatividad desbocada... en inestable equilibrio.

Sexus, instintos primarios.

Esto es Sexus!

Es el espacio dedicado a la pasión de multitudes, el SEXO. Columnas escritas por gente apasionada por el sexo y sus infinitas variedades. Pasa, conoce, descubre y experimenta con nosotros el exquisito mundo de la estimulación sensorial... es Sexus!

Escribe tu email y recibe notificaciones cada vez que el sitio se actualice!

Únete a otros 125 seguidores