Kthulu Inc.

…obedece al tentáculo!

Sociedad de esclavos.

El trabajar es ser esclavo.

El que te den un sueldo es sólo intentar hacerte creer que eres libre para tomar decisiones.

Pero nada de eso es real, ya que cada necesidad que tienes (con excepción de las necesidades básicas) es una necesidad que la misma sociedad te ha creado, para que todo este invento de la economía funcione tal y como debe funcionar.

Siglos atrás todo era más simple, claramente eras esclavo, pero si escapabas podías ir a cualquier parte donde tu salud te acompañara. Hoy por hoy hasta ese tipo de escape es prácticamente imposible, ya que hay una infinidad de fronteras en que las murallas se han vuelto cada vez más altas. Necesitas el permiso del país al que quieres entrar, tienes que hablar el idioma, debes tener dinero suficiente (y a veces en exceso), debes tener 4 murallas y un techo al cual llegar, y al final todo es sólo para volverse un extranjero al cual nada le pertenece a menos que consigas ser parte del sistema nuevo en el cual difícilmente serás más libre de lo que eras en lugar del cual saliste.

Además, la educación se ha vuelto una gran barrera de los que quieren ser y los que deciden estar. En ella, los que pasan más años escuchando idioteces reciben orgullosos el derecho a satisfacer más necesidades y ser más esclavos para mantener esas necesidades. Y los otros que satisfacen lo que pueden, siempre añorarán ser más para mantenerse en el medio, ayudando a unos pocos a volverse más libres y ayudando a otros a ser más esclavos.

Y todo esto es problema de la sociedad, la que por fuerza estamos obligados a aceptar. Porque cada vez es más difícil salirse de él. Las montañas y los campos están cada vez más llenos de sociedad y ahora cada alimento (antes conseguible libremente) se encuentra tras altos muros. Y por cada cosa se debe pagar la inflada satisfacción de aceptar la sociedad, que se encuentra en todas las direcciones en los puntos cardinales.

La sociedad y la educación es toda una excusa, para que millones y millones de seres con los mismos derechos se vuelvan enemigos, todos tratando de conseguir lo mismo de manera mezquina y tratando de sobrepasarse los unos a los otros en la más cruel de la realidades posibles, donde todos hemos decidido ser presos.

Por Marcelo (Colaborador Litio).

3 comentarios el “Sociedad de esclavos.

  1. trazadoresdelanada
    24 marzo, 2011

    A esto le llamo yo retratar la situación actual. Cierto es que cambiar horas de tu vida por dinero es la definición de esclavo. Siglos atrás siempre podías abrirte a la aventura sin más, pero hoy es una empresa muy difícil.

    Aunque yo opino, que del mismo que estás encerrado, también puedes salir de esta paradoja y hacer lo que de verdad quieres. Realmente nadie te lo impide, tan sólo que seguramente necesites dinero (y puede que no poco). Es tan fácil como ahorrar durante un tiempo y luego darte a la aventura.

    Y también podemos seguir llevando una vida tranquila como las de antaño: un huerto, cuatro animales de granja, te pones una casa cerca de un río y ya tienes una vida de payes de los de siempre. Y no hace falta que vendas ni compres nada, con eso abasteces a tu familia sin problema.

    ¡Un saludo!

  2. Matias
    29 marzo, 2011

    La cosa está en saber discriminar entre los lujos y las necesidades.. la mayoría solo quiere vivir con lujos. Hay que saber sacrificar ciertas cosas.

  3. St. Clean
    7 abril, 2011

    There’s no possessions, only obsession…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 8 marzo, 2011 por en -Critica Existencia y etiquetada con , , , , , , , , , , .

Litio, equilibrio inestable.

Conoce Revista Litio.

Litio un espacio donde lo que prima es la opinión desde la perspectiva del ciudadano común y corriente, sin ataduras ideológicas ni prejuicios inculcados. Somos espacio para la información aterrizada y la creatividad desbocada... en inestable equilibrio.

Sexus, instintos primarios.

Esto es Sexus!

Es el espacio dedicado a la pasión de multitudes, el SEXO. Columnas escritas por gente apasionada por el sexo y sus infinitas variedades. Pasa, conoce, descubre y experimenta con nosotros el exquisito mundo de la estimulación sensorial... es Sexus!

Escribe tu email y recibe notificaciones cada vez que el sitio se actualice!

Únete a otros 125 seguidores