Kthulu Inc.

…obedece al tentáculo!

Hidroaysén, ¿por qué no?

La guerra contra las hidroeléctricas en Chile está en un punto importante donde tanto defensores como contrarios a este sistema de energía recurren a todo tipo de estrategias para lograr la aceptación de sus ideas o propuestas.

Es en este polarizado ambiente en que, quienes muy poco o nada sabemos de este tipo de discusiones, observamos, aprendemos y logramos sacar nuestras propias conclusiones en cuanto a lo que resultaría mejor para nuestro país.

El estandarte de lucha de quienes se oponen a las hidroeléctricas en este momento es Hidroaysén, una megacentral que pretende ser ubicada en uno de los sectores más emblemáticos de la patagonia chilena. Este megaproyecto consiste de cinco represas ubicadas a lo largo de los ríos Baker y Pascua, además de una línea de transmisión conformada por torres de alta tensión que irían desde el extremo sur de Chile hasta Santiago. Esta linea atravesaría la mitad de Chile y pasaría por sobre reservas ecológicas, sectores turísticos, campos de cultivo, paisajes naturales, propiedades privadas cambiando o afectando de alguna u otra forma las vidas de miles de chilenos.

El ambicioso proyecto está diseñado para cubrir las necesidades energéticas del país de aquí a 20 años más y se presenta a la comunidad como la única alternativa viable para evitar que Chile quede a oscuras. Pero grupos ambientalistas y de índole social difieren, y consideran que el aporte de la mega-central es muy bajo comparado con el costo ambiental/social de la represa y de la instalación de la línea de transmisión a lo largo del país.

Conociendo a grandes rasgos el proyecto, su propósito y sus efectos inmediatos es posible hacerse una primera opinión respecto al tema. Podemos justificar el impacto social y ambiental de las hidroeléctricas si consideramos que son la forma más segura, barata y efectiva de conseguir la electricidad que el país necesita, o podemos rechazar la idea basándonos en el impacto ambiental y social de su implementación. Si tenemos nuestras prioridades claras, puede parecer una decisión sencilla a simple vista… pero las aristas y matices del tema aparecen cuando vamos más al fondo del asunto…

La pregunta que surge inmediatamente involucra el costo ecológico del proyecto… ¿es tan alto como dicen? O , ¿importa tanto el impacto ambiental al compararlo con las necesidades básicas de energía de una nación?

Especies que perderían su habitat natural debido a la represa.

Especies que perderían su habitat natural debido a la represa.

Si me ponen contra la espada y la pared, y me dicen “qué preferís? destruir la casa de una familia de ranas o cortarle la luz a un hospital?”, debo decir que las ranas saldrían perdiendo. No sin sentirme muy mal por ello obviamente! pero ciertamente hay necesidades que no se pueden tranzar… sin embargo, el caso es que en Chile, no estamos entre la espada y la pared.

Hidroaysén se presenta a la población como la única manera de producir energía suficiente para Chile pero ninguna de estas aseveraciones es cierta. Basta echar un vistazo a otros países que en su momento tuvieron problemas de abastecimiento energético para darse cuenta que hay otras posibilidades a las que recurrir cuando se trata de producción de energía. Tal vez no tan económicas o no tan efectivas a corto plazo, pero más respetuosas de los bienes naturales del país y más acorde con la imagen país que los chilenos amamos (¿a quien no se le hincha el pecho cuando habla del sur de Chile y sus bellezas naturales?).

Chile, siendo “el país de contrastes” por excelencia posee amplias posibilidades para diversificar sus fuentes de energía, decir que la represa es la única opción es una falacia. Así como decir que Hidroaysén generaría energía para todo el país. Lo cierto es que la mayor parte de la energía producida por Hidroaysén estará destinada a la Región Metropolitana y las regiones III y IV que es donde se encuentran las empresas mineras. El resto del país no depende ni necesita de este proyecto.

La respuesta que equipara la necesidad real de energía en Chile con el respeto medioambiental y social es: DIVERSIFICACION. Es necesario recurrir a otras formas de energía. Confiarse de una sola gran fuente de energía es ridículo, es deber del gobierno encontrar una salida que compense tanto la necesidad energética de los ciudadanos como el respeto por sus bienes naturales y eso no se ha hecho bajo ninguno de los últimos gobiernos.


Las alternativas a la energía hidroeléctrica existen y están en nuestro país. Expertos del mundo entero han corroborado que Chile tiene potencial para otras opciones menos dañinas y más confiables a largo plazo. Por desgracia estas energías alternativas no cuentan con el beneplácito de los empresarios pues son inversiones grandes que no generan ganancias inmediatas…  y nuestro gobierno, como históricamente lo ha hecho, vela por los intereses de los empresarios antes de velar por los intereses del ciudadano común.

Es una verdad universal e innegable, nuestro planeta por desgracia está en manos de quienes tienen el control económico y son ellos quienes deciden finalmente el futuro. Sumando y restando, Hidroaysén es un proyecto perjudicial para Chile, el medio ambiente y sus ciudadanos, pero es beneficioso para las compañías involucradas en la producción y consumo de su energía. Luego de mucho darle vueltas al asunto he llegado (personalmente) a la conclusión que este es un problema ambiental tanto como ético. Creo que Hidroaysén no sólo representa un retroceso en materia ecológica sino también un golpe bajo a la democracia. El rol de los gobiernos es proteger a sus ciudadanos y a su país, no resguardar los proyectos de compañías extranjeras que prometen dejar mucho dinero en unos pocos bolsillos.

Mi postura luego de analizar las declaraciones de los involucrados, la postura del gobierno y la información de los expertos es clara… NO A HIDROAYSÉN! La instalación de esta central no sólo representa un negociado entre los grupos de poder y un atentado contra los ecosistemas de la patagonia, sino que afecta directamente al chileno medio, mellando en el atractivo turístico de la zona Austral y afectando así la principal fuente de empleos de la región. Además, el impacto ambiental no sólo afectaría a la flora y fauna silvestre de la patagonia; el ganado ovino (principal actividad de la zona) verá afectadas sus áreas de pastar y los agricultores y ganaderos del sector verán también afectada su fuente de ingresos y subsistir. Y para qué decir de quienes tienen su casa construida en el área a inundar por la represa, hasta el momento aún no se resuelve qué sucederá con ellos y donde serán relocalizados.

En resumen, no es una cuestión política lo que mantiene a los detractores de Hidroaysén en pie de guerra, lo que los motiva es en realidad el sentido común y la razón. Hidroaysén no es un avance para Chile es un retroceso para toda una región, un atentado brutal y letal a las especies que habitan la patagonia chilena, un pisotón a la independencia de los habitantes del sur de Chile, un barco pirata a la opinión de una sociedad que está en más de un 60% en contra de este proyecto y, por ende, una burla a la democracia de nuestro país.

Te dejo a continuación los datos para el deposito:Cuenta RUT del Banco Estado numero 14118673
A nombre de Mauricio Vicencio
Rut 14.118.673-6 (en caso de transferencia)Recuerda enviarnos una foto o escaneo  del comprobante una vez hecho el deposito para poder confirmarlo y hacer la compra.Saludos!

Acerca de Don Clean

Traductor de profesión. Blogger desde el año 2002. Escritor freelance de cuentos picantes. Editor de Revista Litio. Activista del sexo libre y cunnilingüista profesional.

4 comentarios el “Hidroaysén, ¿por qué no?

  1. Claudio Sánchez
    9 mayo, 2011

    Creo que con lo de hoy se debe realizar algo muy inteligente para parar este proyecto…Creo que la mayoría de la ciudadanía no debe quedarse tranquila….

  2. xxmemorylessxx
    10 mayo, 2011

    no puedo creer que la hayan aprovado y menos aun las de carbon en iquique

  3. serroba
    25 mayo, 2011

    Hola, es interesante leer tu articulo, pero la verdad discrepo un poco. Hace rato tengo ganas de hablar con alguien que tenga una postura en contra y que quizas me pueda informar mejor de lo que estoy y por eso te escribo.

    Cuando hablan de energias mas amistosas con el medio ambiente, energias que por cierto tienen todo mi respeto para consumos moderados, me cuesta entender cual es la verdadera propuesta, y lo digo numericamente.

    Quiero aclarar que no estoy a favor de las represas en el sur, Yo soy de la idea de energia nuclear, pero a nadie le gusta esa idea tampoco en chile. Y definiitvamente estoy en contra del carbon, gas y petroleo.

    Aysen prestara un consumo de 2.7 GigaWatts. Quiero que alguien me diga como hace esa misma cantidad con energia solar, viento o marea. Costos monetarios y medioambientales.

    No me hablen del tremendo desierto que podriamos llenar con celdas fotovoltaicas, que estas mismas celdas despues de 20 años se transforman en un elemento grandemente contaminante y a la larga tampoco son amistosas con el medio ambiente. Si acepto la energia calorica del sol, pero quisiera saber costos y espacio ocupado para esto, ademas del problema de la continuidad de energia. Estas funcionan solo cuando hay sol…

    La energia eolica es linda, pero es muuuy poco eficiente. Necesitas una cantidad de cientos de miles de hectareas que el reemplazo termina siendo ridiculo comparado con una represa.

    Tenemos mas de 200 puntos geotermales que podriamos utilizar para generacion energetica. Sabes cuanta es la capacidad energetica de estos 200 puntos a lo largo de chile. 2 GigaWatts. Menos que esta central que piensan construir en el sur. Y estamos de 200 a 5.

    La verdad, ando en busqueda que alguien me aclare los puntos, porque puede que sea yo quien tenga datos erroneos. Si tienes argumentos que dar, alguna propuesta mejor a Hidroaysen, gustoso la leere, porque es lo que me interesaria encontrar, pero por ahora, creo que es dificil encontrar un buen reemplazo.

    • Saint Clean
      6 octubre, 2011

      Hola serroba, mil disculpas por no haber contestado antes tu comentario!

      En realidad, los numeros concretos no son lo mio, sin embargo creo que hay hechos concretos que no se pueden negar. En primer lugar esta que no toda la energia generada por hidroaysen es necesaria para el pais, ya se sabe que una parte importante de ella sera vendida a Argentina. En concreto el gasto necesario por el pais (descartando a las mineras y la exportacion) es aproximadamente un tercio de la energia generada por la megarepresa y esa cantidad se puede generar con centros mas pequeños a lo largo del pais.

      Cuales son las opciones? Fuentes diversas generadores de la energia suficiente para cada region. Si en el norte hay viento y sol, que las ciudades del norte aprovechen eso y complementen sus necesidades con energias de ese tipo. Lo mismo el centro y el sur.

      No se trata de generar lo mismo que hidroaysen con centrales nucleares por todo el pais (pese a que encuentro necesario poner al menos una), se trata de explotar los recursos naturales en la medida que se los necesita… Hidroaysen no cumple con eso, 75% de ese proyecto es mero aprovechamiento y ganancia de empresas extranjeras.

      En resumen, mayor diversidad de fuentes de energia para un menor gasto que concuerde con las necesidades reales del pais.

      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27 abril, 2011 por en -Crónica Ciudadana y etiquetada con , , , , , , , , , .

Litio, equilibrio inestable.

Conoce Revista Litio.

Litio un espacio donde lo que prima es la opinión desde la perspectiva del ciudadano común y corriente, sin ataduras ideológicas ni prejuicios inculcados. Somos espacio para la información aterrizada y la creatividad desbocada... en inestable equilibrio.

Sexus, instintos primarios.

Esto es Sexus!

Es el espacio dedicado a la pasión de multitudes, el SEXO. Columnas escritas por gente apasionada por el sexo y sus infinitas variedades. Pasa, conoce, descubre y experimenta con nosotros el exquisito mundo de la estimulación sensorial... es Sexus!

Escribe tu email y recibe notificaciones cada vez que el sitio se actualice!

Únete a otros 124 seguidores