Kthulu Inc.

…obedece al tentáculo!

Ser… Victima de Abuso en Chile.

Siempre ha estado más cerca de lo que quisiera. Una de las cosas que más risa (y rabia) me da, es ver que a los niños se les enseña a temer a los extraños: “stranger danger”, les dicen. Pero creo que ya es evidente que se trata de una manera muy poco útil para mantener a los chicos a salvo.

A decir verdad, es más peligroso quedarse a solas con un cura o con un familiar cercano que con un extraño… triste, pero cierto.

Cuando era más joven (hablo de mis días de liceo y mis supuestas clases de “sexualidad” donde se tocaban estos temas) pensaba que el abuso sexual y la violación eran algo poco común, algo que pasaba rara vez y que por eso casi no salía en la tele o los diarios. Pero ahora, grande, me horroriza saber que el 50% de las mujeres que he conocido en mi vida, han sufrido de algún tipo de abuso sexual… eso, no me lo enseñó ni la tele ni los diarios, ni tampoco el internet, simplemente me lo mostró la vida misma, las personas reales y el mundo fuera de casa.

Conocí estas historias de boca de sus protagonistas, generalmente después de unos copetes (para tener valentía), algunas entre lágrimas, otras con los dientes apretados de rabia. Los nombres son ficticios, los hechos más reales y comunes de lo que nos gusta aceptar.

Francisca, antes de cumplir los 14. Por esos días en mi casa estaba trabajando un amigo de mi papá. Estaba haciendo una ampliación en una oficina que había en un ala de la casa. Recuerdo que esa casa era bien grande, como el triple de una casa común y corriente, pero casi todo el espacio estaba vacío.En una esquina estaba la casa, y en la otra esquina esa oficina. Yo siempre iba a ayudar a mi papá ahí, con sus papeleos y cosas. Me creía su secretaria.
Un día mi papá estaba ordenando varias cosas y mi mamá lo llamo a almorzar. Yo le dije que me quedaría ahí y seguiría ordenando. Él se fue tranquilo, total me quedaría con su amigo… su amigo… tan buen amigo que en el momento en que mi papá entró a la casa, se acercó a mí, sucio como siempre por su trabajo, y me empezó a hablar, como muchas otras veces… sólo que ésta vez se acercó más de lo que a cualquier papá le habría gustado que se acercaran a su hija.

Me empezó a tocar las piernas mientras con su otro brazo me abrazaba y acercaba a su lado. Me amenazó con que mi papá se enojaría conmigo si yo hacía algo. Se empezó a tocar, me volvió a amenazar con tonteras que sólo una niña cree… y lo hizo.

Mi papá no volvió por un par de horas, el tipo terminó y se fue, como siempre, a almorzar. Yo quedé ahí sentada, llorando en silencio. Ahora, después de los 20 he andado por la calle pasadas las 3 de la mañana, he compartido tragos con desconocidos, y nadie me ha atacado tan cobardemente. Nadie, aún cuando he estado a cientos de kilómetros de mi casa, con hartos tragos de más y algunas prendas de ropa de menos…

Vanessa, 5 años. Uno de los pocos recuerdos que tengo de pequeña es esa casa en el campo. Íbamos todos los veranos allí y recuerdo que no me gustaba ir, sólo porque iba a estar él: mi bisabuelo. No tengo idea cuantos años tendría él en ese entonces, pero yo tenía poco más de 5 años. Nunca he podido sacarme de la cabeza cómo me tenía sentada en sus piernas mientras me tocaba por dentro. Hoy sé que lo que hacía era básicamente masturbarme… a mí, que apenas un par de años atrás había dejado de usar pañales!

Ese verano que todavía recuerdo, lo hizo un par de veces… y claro, o a nadie le importó o nadie lo creyó posible. Después recuerdo que me daba cuenta cómo, cuando ibamos a su casa, este viejo miraba por la ventana del baño hacia adentro cuando ibas. Era asqueroso. Ese recuerdo siempre ha estado presente. Pero lamentablemente no es el único.

Recuerdo también que hace unos años atrás, cuando yo tenía 20 o 22, fui a una fiesta con un tío. Después de que terminara la fiesta yo estaba super ebria y me fui caminando con mi tío y un amigo hasta la casa donde vivía con mis abuelos (y mi tío). En ese tiempo teníamos que compartir pieza él y yo. La cosa es que ebria como estaba se me apagó la tele y lo poco que recuerdo es que primero caminaba a casa y luego recuerdo que soñaba que estaba follando con alguien (un amigo que había estado en la fiesta según yo), pero después de un rato el sueño se volvía muy incómodo y desperté… sólo para ver que estaba ese tío tirado encima de mí. Ya no era un sueño, ni era un amigo. Semi inconsciente lo traté de empujar con mis brazos que parecían de lana, y él seguía ahí, empecinado en lo suyo.

Lo traté de golpear con mis piernas y de moverlas para interrumpir su “diversión”. Traté de pegarle, hasta que apenas logré que saliera de mí y se hiciera a un lado. Me di vuelta y me tapé bien, tratando de mantenerme alerta como fuera. Él se demoró un poco en volver a su cama, seguramente esperando a que me durmiera de nuevo. Al otro día se despertó como si nada, hablándome como lo hacía normalmente… y así ha seguido hasta ahora. Porque es obvio, si le hubiera dicho a alguien lo que pasó, me habrían culpado a mí por estar tan ebria…

Florencia, menos de 10 años. Cuando era pequeña había un tío al que le gustaba “correrme mano” cada vez que pasaba al lado de él. No lo veíamos muy seguido, pero cada vez que íbamos a su casa era la misma tontera. Varias veces me pilló sola y la corrida de mano se transformaba en una manoseada exagerada, en una masturbación suya frente a mí, y un par de veces en algo más. Yo le conté a mis papas de eso, pero a mi papá, aún cuando yo era la única mujer entre 3 hermanos, no le importó una raja. Mi mamá, por otro lado, se enojó… pero  no por el hecho de que su cuñado se aprovechara de su hija sino porque su hija anduviera inventando cosas sobre su tío. Incluso cuando otra prima pasó por lo mismo y su mamá habló con la mía para contarle, a mi mamá le dio pena por mi prima pero siguió pensando que yo era una calienta sopas (una calienta sopas de 10 años!), y se convenció que si mi tío había hecho algo conmigo era por mi culpa.

Nunca me sentí muy querida en mi familia, especialmente después…
Cuando tenía 14 años, mis hermanos y yo compartíamos una pieza. Y uno de mis hermanos era un poco más cariñoso que el resto… en realidad, bastante más que el resto. Este hermano tenía una fascinación por meterse en mi cama luego que se apagara la luz, y me obligaba a tener sexo con él. Yo en ese tiempo ya tenía un pololo (siempre busque en alguien más el cariño que no recibía en mi casa) y quedé embarazada. Mi mamá sabía lo de mi hermano porque desde la primera vez se lo dije, para que le dijera algo o me mandara a dormir a otro lado, pero ella nunca dijo ni hizo nada. Esta vez ni siquiera me culpó, sino que lisa y llanamente me ignoró. Lo peor de todo es que sacando cuentas, ese embarazo era mucho más probable que fuera producto de las relaciones con mi hermano, que de mi pololo.

Por suerte, a los 5 meses tuve un aborto espontáneo. Digo por suerte, porque me evitó muchas cosas, como el tener que asumir que la guagua era producto de las repetidas violaciones (porque no fueron otra cosa, nunca estuve de acuerdo pero no tenía a quien pedir ayuda) por parte de mi hermano, me ahorró el tener ese eterno recordatorio viviente de la familia que me tocó tener y probablemente me salvó de los problemas que habría tenido la guagua por ser fruto del incesto. Lo malo, fue que me hizo tener la certeza que la guagua si era producto de un incesto y que por ese motivo no pudo llegar a nacer… la naturaleza y dios fueron más sabios, me confirmaron lo que temía y me salvaron de ese eterno recuerdo.

Unos meses después me fui de esa casa y hoy, después de más de 20 años, aún no he vuelto, ni pienso hacerlo.

Acerca de Histerika

Reina pirata en posesión del Tesoro de R'lyeh!

16 comentarios el “Ser… Victima de Abuso en Chile.

  1. Vickita
    8 junio, 2011

    Yo también quedé sorprendida al darme cuenta que quizá mas que el 50% de las mujeres que conosco han sufrido o han tenido alguna experiencia en este tipo de situaciones, y ya no sé como definir el sentirlo cuando sucede dentro de la misma “familia”. Mas que horrorizarme me pregunto ¿que es lo que hace que exista tanto abuso de poder de parte de adultos?, que pasa con la protección de la niñez y el cuidado que basicamente todos deberíamos tener desde siempre.

    Yo vengo de una familia también del tipo “incesto”, y aunque me me tocó la parte mas “liviana”, me costó muchos años sentirme plena conmigo y lograr recuperar mi vida interior de manera equilibrada, fue hace muy pocos años que me atreví e enfrentarlo y a gritarlo dentro de mi nucleo familiar, que para mi fue el ultimo paso para lograr mi paz interior con el temita. Gritarlo fuera de mi nucleo por suerte lo hice desde mucho antes, lo que me ayudó a irme aliviando de apoco, y mas aún cuando en el camino me daba cuenta que no era la única, que eran muchas…

    Solo le puedo decir a quienes lean este artículo y si aún sienten que se les eriza todo el cuerpo o se petrifican con los recuerdos o por el tema en si, que de las experiencias siempre se aprende, ya sean así de fuertes o menos, llega un momento en que la vida te da las herramientas para que puedas vivirla como tu quieras, a veces a todos no nos toca lo que quisieramos, pero no olviden que no sirve quedarnos pegadas con los escollos vividos. Griten, hablén, pataleen, critiquen, puteen, dejen la envarrada, perdonen, y renascan, están en todo su derecho y busquen la ayuda necesaria, en lo que a cada una le sea mas útil. Y si te toca vivir algo no directamente, pero con un cercano, hácete responsable, deja de lado la cobardía y actúa. Y para los padres (yo también lo soy), exagerada con el tema todo el rato, si bien es cierto que siempre llegará un momento en que no podremos controlar todo el tiempo de nuestros hijos, sirve de mucho hablarles desde pequeño de la cosa, “nadie te tiene que tocar tu chochita”, por ejemplo como yo le digo a mi hija cada vez que la baño, que ya la tengo chataaa de tanto que se lo repito ejejej… y ser majadera con el tema, escucharlo siempre con mucha atención, los niños si no quieren estar en un lugar, siempre es por algo. Ojo con eso.

    Y no olviden que si uno quiere siempre puede armar nuevos escenarios desde lo que nos toca vivir, esto es una opción chicas o chicos, mira que también esto sucede con hombres. Y si hay que cuestionarse que pasa con la cosa sexual que ha despertando tanta “curiosidad por adultos” en algo que se supone que es un horror social de lo mas bajo que tenemos actualmente.

    • Histerika
      4 julio, 2011

      Como tu creo que a veces el compartir experiencias, por malas que sean, ayudan a liberaste un poco del peso que te tienen encima. Siempre dije que al desahogaras con alguien le traspasas un poco de ese peso a quien te escucha…
      Se que es algo que probablemente nunca te deje por completo, pero en el fondo una misma es dueña de su mente y ahi, nadie se puede meter… Y una sola puede decidir si se dejara atormentar de por vida por un episodio horrendo, o lo utilizara como aprendizaje y preferirá salir adelante. Obviamente para algunos sera mas fácil que para otros, pero lo importante es intentarlo

  2. Dominique
    21 junio, 2011

    Que terrible leer este articulo, pero es la realidad de muchas, por suerte a mi no me a tocado vivir abusos tan terrorificos aparte de unos gritos cochinos en la calle y una corrias de mano, creo q todas las mujeres las hemos vivido esas humillantes corridas de mano, q no son nada en comparación a estos casos.
    Creia y creo ( ahora lo confirmo) firmemente q la responsabilidad recae en los padres, que culpa va a tener una niña o una mujer, aún estamos en una sociedad tan machista y cerrada q no son capaces de aceptar la realidad y sacarse las vendas de los ojos y castigar a los verdaderos culpables, en cambio culpan a sus hijas a las niñas abusadas, lo encuentro el colmo. Por eso siempre les digo a mis hermanas (8 y 10 años) al igual q “vickita” q se cuiden q nadie les puede tocar su vaginita, ni siquiera su papá, q cualquier cosa q no duden en decirlo x q yo siempre las defendere y les creere. A los hijos hay q darles confianza y protección, asi ellos se sienten protegidos en cualquier lugar Y NO VAN A DUDAR en defenderse ni en decir voi a llamar a mis papas ellos me van a salvar! u.u
    Tengo dos casos q comentar no mios directamente uno de la hermana de mi mejor amiga de solo 8 añitos pero le paso a los 6(paula) y otro de mi primita de 11 años(Katy).
    Pauli: Hubo un tiempo q el tioabuelo de ellas estuvo viviendo en la casa de mi amiga, durante ese tiempo el jugaba con los niños y se preocupaba de contarles historioas como abuelo, pero un día mi amiga en ese entonces de 17 años se dio cuenta q este viejo estaba manoseando a la niña entonces ella la llamo para q saliera de la pieza asi como si nada, y me llamo x teléfono llorando x lo q vio q no sabia q hacer, q ese viejo maldito y mil cosas más, después obvio le conto a sus papas y ellos no le creyeron mucho, mi amiga peleo y peleo y su hrmana mayor la apoyaba y le creia y tanto fue lo q lucharon q terminaron echando a ese viejo maldito de su casa, antes q pasara a más. Creo q fue el unico camino q le qedo a mi amiga, pero lo hizo bien.
    Katy: lo de la katy fue distinto paso el año pasado en la escuela, no alcanzo a ser una violación pero el inspector del colegio la encerraba en la oficina y la manoseaba y se masturbaba el muy csm, (no puedo parar de llorar cuando cuento esto x q me da tanta rabia) como siempre en el colegio hicieron odidos sordos, y gracias al ostigamiento de los apoderados el viejo se fue del colegio, pero impune.Ahora ese desgraciado debe estar en otro colegio haciendole lo mismo a otros niños.

    No sé q más decir…tengo tanto q decir al mismo tiempo…ojala las cosas cambiaran de una vez y pudieramos caminar x las calles compartir en familia o confiarle nuestros hijos y hermanos a nuestros cercanos.
    Eso si en estos tiempos a cambiado para el “no confies en extraños” a un “No confies en nadie!”

    • Histerika
      4 julio, 2011

      Te encuentro toda la razón. Aun quedan muchas personas machistas que culpan a las víctimas por incitar el abuso o incluso por no denunciarlo, y hay mucha gente a quienes no les creen cuando lo cuentan. Hay mucha culpa en los padres por no cuidar o por no confiar en sus hijos. Muchas gracias por compartir sus historias y por preocupaste de prevenir a tu hija 🙂

  3. xuxupet
    21 junio, 2011

    uuuuuuuuuuuuuuuuuf!!!! es un tema lamentable, y si, realmente se piensa que somos los únicos, pero al final te das cuenta que tu amigo, tu amiga y hasta tu hermana vivió algo así….. Es muy fuerte y doloroso, yo lo he hablado con mi mama, mis amigos ahora ultimo con mi hermana y la verdad que siento que hay algo en mi interior que aun no se borra, no sana. Hasta he llegado a pensar que todo lo he inventado, estaba tan chica que tal vez no es cierto.
    Yo recién me vine a dar cuenta y a tomar le el peso cuando tenia como 12 o 13 años y lo mejor es alejarse del entorno en que se sufrió, y como dice vikita desahogarse, hablar, gritarlo y si tienen la posibilidad denúncielo
    No creo que exista alguien que pueda haber superado algo así, por muy “leve” que haya sido el abuso, si tal vez sobrellevarlo, pero siempre hay algo que lo saca a la memoria, como este relato jejee.

    • Histerika
      4 julio, 2011

      Pucha, la idea no era despertar malos recuerdos, se que muchas personas se sentirán identificadas con alguno de los relatos, pero lo importante es que se atrevan a enfrentarlo. Negar o esconder no sirve de nada, lamentarse tampoco. Solo queda ser fuertes y sacar algo en limpio de cada cosa que vivamos.. Y nunca pienses que lo exagerad o quizás incluso lo inventas… Se fuerte y tal como decía Vickita… A desahogarse no mas… A veces no hay mas que hacer…

  4. St. Clean
    4 julio, 2011

    El abuso sexual en distinto niveles es de hecho una realidad bastante cercana a todos nosotros… pero generalmente cae en el secreto a voces, el rumor que corre como malintencionado o, como en el caso de Florencia, en la negación absoluta.
    Me llega mucho el caso de Florencia en particular, pues la reacción de la familia es digna de un país que hasta hace no mucho era excesivamente machista… y probablemente en muchos sectores siga siendo asi y se siga escondiendo como le sucedio a ella.

  5. Garr
    20 febrero, 2012

    Es terrible leer eso relatos y sentirse tan cercana a esa situación, yo por experiencia (si lamentablemente también me toco pasar por esto) es algo que uno sufre solo, se encierra en su mundo y no logra salir fácilmente, cuando sucedió fue un pololo de mi madre, recien entraba a Kinder y aun recuerdo vivamente esa imagen, esa frustración de ser pequeña y no sacártelo de encima, de que después de ocurrido eso siguió un buen tiempo pololeando con mi madre, lo odiaba, lo sigo odiando, lo peor que me guarde eso muchos años, como a los 12 años recién pude decirle a mi madre…. Y el resto de mi familia no tiene puta idea, mi abuela lo invitaba a la casa y yo prácticamente arrancaba para no verle su cara de cínico!!!

    Pase por muchos cambios, tuve que ir a psicologos, siquiatra y aun así, a pesar de los años no olvido ese amargo recuerdo, lo mas triste que aun vivo en la misma casa, la misma pieza donde ocurrió todo eso bajo el “velo” de la confianza en un “familiar o amigo cercano” de la familia, es cierto, el peligro esta mas cerca de lo que uno realmente cree

    =(

  6. Mimi
    20 febrero, 2012

    Un excelente articulo!!!! pienso que en estos casos se ven muchos ejemplos de la APTITUD más difícil de adquirir para el ser humano es decir la resilencia después de ser abusada o abusado definitivamente no se supera, se SOBREVIVE y si alguien lo ha SUPERADO es digno de mi más infinita admiración, pues después de 17 años, psicólogo, psiquiatra, iglesias, sectas pastillas aún siento la respiración de ese tipo en el cuello cuando por afecto alguien me abraza, ni pensar sentir una mano en la parte baja de mi espalda, o que me retiren el pelo de la cara, hoy a mis 24 años puedo escribir y decir si yo soy fui victima de abuso, y SI, las secuelas son imborrables, la cara de tu madre, de tu abuela, de tu padre, de tus tíos diciendo que NO, que es mentira, que eres exagerada, que es imposible, QUE ES NORMAL, que lo provocaste, siempre me enseñaron que nadie desconocido debía tocarme pero nunca me dijeron que tampoco debía tocarme nadie conocido, a los 8 años uno piensa que nadie te hará daño, CONFÍAS, luego tu mundo se vuelve frío, solo, doloroso como lo que te hacen cada vez que pueden, ahora,a veces me fumo un cigarro y pienso, como dice mi ex psiquiatra DEBES ENFRENTAR para salir adelante ¿¿¿pero como??? como se vuelve a confiar, se supone que tus padres te protegen, es su función, su deber, se supone que te creen si ellos no lo hacen entonces ¿¿¿quién??? la justicia no sirve, no es ecuánime, menos cuando hay plata de por medio, menos cuando han pasado más de 10 años, menos cuando tendrías que confesar que abortaste,

    Quizás algún día encuentre un hombre que no me dé miedo, que entienda por que me paralizo cuando me abraza, me dé tiempo y me enseñe a confiar.

    Hoy como funcionaria de la salud, puedo decir que sobreviví y que ayudo a otras y otros a sobrevivir también, y que ya NADA me impresiona por que he sido testigo de la porquería más baja que puede hacer el animal humano.

    Gracias por que sin querer me dieron el espacio para desahogar esto, por que mi maldito ex psiquiatra tiene razón mientras enfrentes saldrás adelante…

  7. Amara
    20 febrero, 2012

    Chicos, aunque hayan revivido malos recuerdos, nos ha hecho bien darnos cuenta de con cuanto descaro y cuanta frecuencia sucede esto a nuestro alrededor. A mi me tocó nada menos que con mi tío, el muy maldito se estaba quedando a dormir en mi casa y me invitó a conversar a su cama (era invierno, yo acepté) y no sé cómo, a veces llego a especular incluso que me dio algo para dormir, porque desperté unas horas más tarde, cuando toda mi familia dormía, siendo frotada y manoseada por todos lados,con la luz apagada y bien acostada. Cómo pasó eso? yo tenía 15 pero era perfectamente capaz de haberme dado cuenta de que me estaba quedando dormida y haberme ido a mi cama, pero les juro, hoy todo eso me parece súper raro… quién apagó la luz? quién me arropó hasta arriba? quién se durmió primero???? y adivinen que pasó… cuando el tío se fue y yo me atreví a contar lo que había pasado, mi mamá me culpó a mi, esa es la wea que más rabia me da… y el viejo de mierda impune, incluso con el apoyo de su hermana, linda la wea!
    Lo que más me da pena es que lo mío al menos no fue TAN grave como otras historias que leí aquí, ¿en qué wea andan pensando los viejos? sólo pido que cuidemos a nuestros niños, ni los padres, ni hermanos se salvan, porque es traumático y caga tu vida vivir una experiencia así, todo acto sexual debe ser CONSENSUADO!

  8. Luna
    20 febrero, 2012

    Es tremendamente horrible darse cuenta de que a muchas mujeres nos han ocurrido este tipo de cosas, por suerte tengo una familia que siempre ha sabido apoyarme.
    Es super triste saber de casos donde la propia familia no ha hecho nada para detener este tipo de situaciones.

  9. Andrés
    14 marzo, 2012

    vivimos en una sociedad que enseña a las mujeres a cuidarse de no ser violadas en vez de enseñar a los hombres a no violar.

  10. Alcaudon
    19 marzo, 2012

    Pero me sorprende siempre la reacción de las madres o las convivientes de los perpretadores en los casos registrados. Cuando niño, yo fui manoseado por una de mis tías, cuando tenía cinco años, pero nadie me creyó; yo quedé como el “cabro chico degenerado y mentiroso”.

  11. Romina
    19 marzo, 2012

    pues mi madre fue una victima de abuso por parte de mi abuelo, ese viejo nunca me dio espina sobre todo por la forma que tenia de saludarme, es terrible lo que esta ocurriendo en chile, concuerdo con :
    Andrés
    14 marzo, 2012 a las 12:12 PM
    vivimos en una sociedad que enseña a las mujeres a cuidarse de no ser violadas en vez de enseñar a los hombres a no violar.

    ES IMPORTANTE!! hacer algo…

  12. Micu
    19 marzo, 2012

    Que terrible… lamento mucho por lo que tuvieron que pasar todos uds y me llega a dar rabia leer las reacciones de algunas madres, como tan… imbeciles! ES UN HIJA ES UNA NIÑA PEQUEÑA! Grrr viejas machistas y ciegas.
    Yo afortunadamente siempre desde chica me enseñaron que NADIE sea familiar, sea extraño nadie podia acercarse más de lo normal a mi… y que si alguien intentaba ‘tocarme donde no debian’ entonces sin importar lo que me dijeran, tenia que avisar. Y asi lo han hecho con mis dos hermanos menores también.
    Tengo una amiga que paso por un abuso de parte de un ‘amigo de la familia’ de ella y el tipo a modo de que no dijera nada, iba seguido a la casa de su familia y tenia que soportar la presencia ahi del weon asqueroso. Hasta que no aguanto y despues de años revelo todo lo que habia pasado, siendo ya una adulta… y menos mal que la familia la apoyo.
    Yo si supiera que alguien le hace algo a una hija mia, los mato.

  13. Yuzu
    19 marzo, 2012

    Yo, como muy pocas aquí, he tenido la suerte (y afortunadamente, un 6° sentido muy agudo) que no me ha pasado nada tan terrible; lo más terrible que me ha pasado ha sido un tipo que me puso la punta de su pene en la micro en la mañana cuando yo iba sentada (eso y un par de cosas más con desconocidos), cosa que cuando gritas y pataleas, la gente a veces te apoya. Sin embargo, si conozco casos como los que cuentan ustedes: mi mamá, cuando tenía 6 años con un tío, mi hermana mayor con un médico cuando tenía 7 u 8 años, y mi hermana del medio, cuando tenía 7 con un amigo de mis papás. Basta decir que con la experiencia que tuvo mi mamá (en esos tiempos, mi abuelita la apoyó pero mi abuelo no), hizo lo imposible con las cosas que les sucedieron a mis hermanas; no recuerdo con el médico, pero al supuesto “amigo” lo hizo literalmente mierda, sobre todo que con el caso de mi hermana salieron a la luz un montón de casos de otras niñas, porque este desgraciado era profesor y se aprovechó al máximo de su posición.

    Ahora que soy mamá, le enseño a mi hijo que nadie más que yo puede tocar sus partes privadas, y que cualquier cosa extraña que sienta CON CUALQUIER PERSONA, INCLUSO CON FAMILIA me lo cuente de inmediato, que yo lo voy a escuchar y cuidar siempre. Yo siempre funcioné así; si sentía algo extraño de alguien, me alejaba de inmediato, no importándome que sucediera, y gracias a Dios, mi mamá siempre me apoyó. Así me alejé de amigos de mis papás, hombres que me miraban “raro”, según yo, en los juegos infantiles, tíos, etc. Aún ahora que tengo 27 años, confío plenamente en mi instinto. Sé que no es suficiente, pero como me dijo mi psicóloga una vez “los niños sienten con mucha más precisión que los adultos, en toda esfera de cosas. Si un niño dice que siente algo raro de parte de alguien, entonces aléjate de esa persona”. Sólo los curados y los niños dicen la verdad.

    Coincido con Andrés, como sociedad y en mi caso, como mamá de un hombre, es imperativo enseñar a no violar, a respetar al prójimo, a cuidar a la persona que tienes frente a ti, y más aún si es un niño o una niña que necesita de tu protección, no de los impulsos degenerados y enfermos que puedas tener.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 7 junio, 2011 por en -Ser... en Chile. y etiquetada con , , , , , , , , , , .

Litio, equilibrio inestable.

Conoce Revista Litio.

Litio un espacio donde lo que prima es la opinión desde la perspectiva del ciudadano común y corriente, sin ataduras ideológicas ni prejuicios inculcados. Somos espacio para la información aterrizada y la creatividad desbocada... en inestable equilibrio.

Sexus, instintos primarios.

Esto es Sexus!

Es el espacio dedicado a la pasión de multitudes, el SEXO. Columnas escritas por gente apasionada por el sexo y sus infinitas variedades. Pasa, conoce, descubre y experimenta con nosotros el exquisito mundo de la estimulación sensorial... es Sexus!

Escribe tu email y recibe notificaciones cada vez que el sitio se actualice!

Únete a otros 125 seguidores