Kthulu Inc.

…obedece al tentáculo!

Cuando la literatura chilena dejó de ser entretenida.

El siguiente artículo pretende mostrar una situación que me ha tocado vivir y a la vez ver. Pienso que sería bueno para algunos escritores, que empiezan recién a publicar o subir su material, consideren las conclusiones que aquí formulo para entender una situación poco amigable en la literatura chilena (y tal vez en el mundo)… en ésta hay dos facciones de pensamiento distinto que algunos pretenden llevar a una guerra santa o intergaláctica para imponer su forma de pensamiento, perjudicando de esa forma, a escritores que buscan entretenerse con lo que hacen.

La situación es la siguiente, por un lado están los escritores clásicos, aquellos que de alguna forma usan los géneros literarios o estudian profesionalmente para ser escritores y crear sus obras, utilizando en algunos casos fórmulas que han dado resultado y son familiares para el público lector. por otro lado, están los que escriben usando los géneros o cualquier otro implemento para combinar, como si fuera un juego lúdico, generando algo nuevo. Algunos de esta última categoría no son escritores de profesión y menos aún tienen idea de que existen géneros en la literatura, es decir, escriben por escribir. Entonces se preguntarán cuál es el problema. Pues bien, a algunos se les ha metido en la cabeza de que su “forma” de escribir es la única que debe existir (en esta frase estoy siendo exagerado) y esta afirmación, por lo general, viene de los escritores clásicos (además de ciertos críticos expertos en la literatura).

Ahora bien, ¿Por qué la actitud de esas personas sobre los géneros literarios? Pues bien, la respuesta es muy simple. Lo que ocurre es que ellos estudian para convertirse en escritores reconocidos y eso significa que sus obras tienen que ser exitosas. Por tanto, recurren a fórmulas ya conocidas para que el público compre o descargue (en este último punto me refiero en forma legal) sus libros por tener una temática conocida (ya que a veces por miedo a lo nuevo tienden a descartarla), además de que las editoriales tienen más confianza a un autor conocido con una cierta reputación, que un “pela gato” que escribe en un blog y es conocido por algunos neófitos.

Bueno por una parte es comprensible, pero algunos se van tan al extremo con esta actitud que pasan por encima de escritores que sólo exponen sus ideas innovadoras (incluso ideas que involucran la “identidad” de Chile), predicando de que su forma de escribir es la única que vale y desacreditando las nuevas formas de generar literatura (tanto directa como indirectamente), porque de alguna forma se sienten ofendidos de que gente, que no haya estudiado su profesión, publique cuentos, o tal vez sea que simplemente tienen miedo de que nuevas formas de escribir remplacen a un estilo que les llevó años estudiar. Además por el lado de los que no son profesionales de las letras y han tenido la suerte de que las editoriales publiquen sus obras, cuando son afectados por las críticas de los escritores clásicos intentan desacreditar los comentarios de éstos, alimentando aún más las llamas de la “guerra”, perjudicando a algunos que sólo quieren darse a conocer.

La idea de este artículo no es alimentar el conflicto ni decir cual bando hay que seguir. Más bien es dar a conocer la situación que está ocurriendo y dejar de lado esta pelea absurda para que no perjudique más a jóvenes promesas. Que las criticas literarias sean objetivas y no se basen en que lo que se escribe está mal o en conceptos de marketing (por ejemplo), ya que, por lo que sé , si la gramática en si es un juego de combinación de palabras para comunicar algo, entonces ¿Por qué no la literatura?

Hay que reconocer que la propia personalidad de Chile y/o de los chilenos es un conjunto de legos que forma algo, tanto si es propiamente nuestro o no. Por ello, la literatura de nuestro país estará compuesta por aquellos escritores que se guían por los géneros literarios y otros no. O simplemente, por aquellos que escriben sobre nuestro propio folclore y otros no. Esa es nuestra propia forma de escribir.

Si con este artículo me gano enemigos no importa. Ya nada me importa. Haré sonar mi voz, como furia contenida, por mar y por tierra, incluso al cielo si es necesario. Liberaron a un monstruo, pues ésta es la consecuencia de ello.

Por Gonzalo (TUE_TUE) (Colaborador Litio)


17 comentarios el “Cuando la literatura chilena dejó de ser entretenida.

  1. Samir Muñoz
    8 julio, 2011

    Compadre, nadie lo está reprimiendo ni lo ha hecho. Usted escriba, está en su libertad.
    (Te lo digo por que comparto muchas instancias contigo, incluyendo el ser novel y lego).

    Y estudiar Letras/Literatura no es estudiar para aprender escribir.

    • Gonzalo Iván
      10 julio, 2011

      Y tienes razón, pero no se trata de eso, por que si fuera el caso hace tiempo que dejaría de escribir en mi blog. A lo que voy es que te descarten por no seguir una linea (sin importar en el contexto en que se entienda), pero por lo visto es algo que se repite en todo tipo expresión, creo que van gogh y ahora sus obras son reconocidas. Lo que me paso con mi pequeña experiencia es que ayude algo desde el principio a formarse creyendo en sus promesas y me dieron una oportunidad, me sentía orgulloso de trabajar en algo así, luego un cambio abrupto que por mi estupidez y un brazo incapacitado no le di la importancia debida hasta que fue muy tarde… Sabiendo las cosas que escribo, ¿No te parece justo? y luego te das cuenta de la verdadera naturaleza del asunto y de algunos miembros… si querían desde un principio estar un linea debieron no involucrarme en ello… en fin tal vez estoy muy resentido con el asunto y no sepa de que trate estudiar literatura, pero no me negarás que algunos piensan en crearse una “fama” para tener un valor agregado a sus publicaciones o no ?? en fin vale por tú comentario..

  2. B4
    9 julio, 2011

    El conflicto entre lo clásico y lo nuevo se ha dado siempre. El verdadero artista omite estas pequeñeces y se dedica a lo suyo sin mirar al lado, solo asi logra ser genuino y original.

  3. Tienes un buen punto de vista, y es cierto. Esta entre mis sueños publicar mis novelas, esas que solo pocas personas leen en mi blog, y he pensado en estudiar literatura, pero.. ¿es necesario? El conflicto del que hablas existe desde hace un tiempo, y no hay términos medios, uno debe elegir de que lado quedarse.

  4. Roderick Usher
    10 julio, 2011

    Gonzalo: creo que siguen meando fuera del tiesto, tu y emiliano.

    • Gonzalo Iván
      10 julio, 2011

      señor roderick, me puede decir a que se refiere? quiero entender las cosas para un mayor compresión… xD

  5. ¿En qué sentido estoy cagando fuera del tiesto? digamelo Roderick, yo no recurro a descalificar a nadie que lo amerite, soy un medium mas que un creador, me gusta generar instancias de comunicación, solidaridad e inclusive de comunidad.

    Lamento leer dichas palabras de usted, puesto que, en cuatro horas de denuncia se pudo recuperar gran parte de los cuentos de varios afectados de un blog en particular, si no hubiera dicho nada seguiría la idea de estar en lo correcto de no avisar que uno será borrado de un lugar.

    Digame usted ¿donde estoy cagando fuera del tiesto?

    Espero su respuesta.

    Emiliano Navarrete
    Director documental Trofn
    Administrador Chilenia

  6. Paloma Gallardo
    10 julio, 2011

    Roderick Usher: Por qué tan negativo y agresivo? Meemos fuera del tiesto que eso es fertilizante…
    Gonzalo: Me gusta mucho cuando escribes así =), interesante tema, pienso que los escritores se creen clase escritora, así como l os políticos clase política. Seamos libres de escribir, de hacer política y arte sin necesidad de haber estudiado cada especialidad.
    Entiendo que hay muchos apasionados que hacen de su vida A B O C esclusivamente y no entienden, no aceptan o no quieren aceptar que hay personas con multiles talentos capaces incluso de ser mejores que aquellos que han dedicado su vida, tiempo y esfuerzo en especializarse y creerse algo. No somos entes definidos, somos multiformes, con extenciones que alcanzan caminos inimaginables para el de al lado.
    No limitemos, ni nos a trevamos a limitar.

  7. Samir Muñoz
    10 julio, 2011

    Primero, repito: Estudiar Literatura no significa vocación por escribir. O al revés mejor, vocación por escribir no significa estudiar Literatura.

    Lo otro Gonzalo es que si te aceptan en un lugar, es porque tu quisiste ir, ¿entiendes? Nadie te obliga a nada, tú elijes obligarte.

    +/-1 a Roderick. A ratos lo hacen.

    • Gonzalo Iván
      10 julio, 2011

      si entiendo, en fin da lo mismo…. en todo caso yo estaba dispuesto hacer el cambio hasta que por casualidad deje un pensamiento en facebook sobre eso y vi la real naturaleza de eso.. pero para que hablar de eso?¿ ya se va salir del tema xD

  8. Emilio Araya Burgos
    10 julio, 2011

    Entiendo que esto es una opinión personal y hasta ese punto la respeto. Sin embargo, el autor es impreciso en muchos puntos durante su argumentación.

    En primer lugar, lo que el autor llama “literatura chilena” no es sino un pelo de la cola del monstruo. Pretender reducir lo que se escribe en Chile a dos bandos, me parece, es irresponsable e irrespetuoso, porque existen muchas otras formas de literatura que no tienen nada que ver con lo fantástico.

    En segundo lugar, la guerra santa a la que alude Gonzalo no existe. Lo que sí existen son facciones buscando coherencia. Aquella a la que se alude en este artículo en una. Otras, más recientes y exitosas en su ámbito, también lo son. Y así suma y sigue: están los poetas callejeros, los escritores independientes, contentos con editar sus libros en editoriales pequeñas, sin más interés en la crítica y en los medios que el que yo tengo por trollear esta columna.

    En tercer lugar, el hecho de que el autor intente polarizar las facciones que él distingue entre “escritores clásicos” y “escritores libres” me parece errado desde un principio, pues, independientemente de su estilo, todo escritor es libre desde el principio para elegir lo que quiere hacer. Eso, naturalmente, incluye a quien firma el presente ensayo.

    En cuarto lugar, existe un prejuicio respecto a lo que significa estudiar literatura. Prejuicio, dicho sea de paso, que lleva a error. Por ello, me apresto a corregirlo: cursar una licenciatura en letras no equivale a estudiar para ser escritor, sino todo lo contrario. La preparación de un estudiante de cualquier grado en literatura se enfoca en la recepción crítica, estética y cultural de las letras. En otras palabras, no se nos enseña a escribir. Por lo tanto, cuando Gonzalo dice que los “escritores clásicos” estudian para ser exitosos, está incurriendo en una falacia por ignorancia. Estudiar literatura puede significar un problema para aquellos que además quieren ser escritores, pues el estudio te vuelve consciente de tus propios errores al tiempo que puedes estancarte durante años sólo por miedo a cometerlos. Otro detalle: hay escritores “libres” que han salido de la academia. La clasificación de Gonzalo no resiste examen en la realidad.

    En quinto lugar, no existe gente pretendiendo imponer su forma de escribir. Existe gente interesada en escribir y promover lo que está escribiendo y eso va más allá del mundo enano de la literatura fantástica chilena.

    Lo que más me llama la atención de este artículo es que su autor reduce la literatura chilena a su experiencia personal. Sin embargo, valoro que a fin de cuentas trate de ser conciliador. Por otro lado, sería bueno, como él mismo sugiere, fomentar la buena onda. Nadie está en guerra. Sólo el autor de este interesante artículo.

    Saludos,

    E.

    • Gonzalo Iván
      11 julio, 2011

      Tiene razón Emilio en lo que dices, ya que me baso en una experiencia personal y unos comentarios de una critica que leí hace tiempo (que por cierto es el que gatillo este articulo), además de cometer el pecado de generalizar. Sin embargo, no puedes negar que existen ciertos individuos con esa postura que expongo y creo que en todo orden profesión ocurre lo mismo. Me gusto que me a claras lo de los estudios de literatura no lo pensé en que consiste realmente, ahora me doy cuenta que cada carrera le pasa lo mismo que a la informática, la gente tiene un concepto erróneo de ella. En fin yo no tengo las pretensiones de andar creyendo que tengo la razón y que bueno que me aclaren situaciones que no consideré antes, de esa forma mejoro este pensamiento (es bueno llegar y tirar las cosas para provocar corrección, no se me entenderán este punto). Y sobre lo de la “guerra” te puedo decir que no es mi intensión empezar una, pero si me hacen “guerra” yo me defenderé así se de simple… además no ando atacando a nadie con este articulo, si le llega al hueso bueno es su problema o ¿no? xD….

      En todo caso gracias por tus aclaraciones Emilio y por a ver leído esto

  9. Roderick Usher
    11 julio, 2011

    Ojo, por favor, no piensen que esto son criticas personales. Estoy hablando de conductas, no de gente. No de Emiliano, un hombre con quien he compartido con suerte 20 minutos o de Gonzalo, a quien nunca he visto en persona, sino de lo que hacen: estan armando tormentas en vasos de agua que no se va a tomar nadie.

    Emilio resume perfectamente mi punto de vista.

    – Pretender reducir lo que se escribe en Chile a dos bandos, me parece, es irresponsable e irrespetuoso (agregaría altisonante)
    – No existe una guerra santa
    – Todo escritor es libre desde el principio para elegir lo que quiere hacer.
    – Existe un prejuicio respecto a lo que significa estudiar literatura (cualquier fan de Tolkien lo sabe)

    Agrego que a nadie le importa lo que los escritores noveles escriban o dejen de escribir. Y que hay consideraciones técnicas a abordar a la hora de publicar en cualquier lado. Publicar cualquier cosa es nivelar para abajo. Quejarse tan altisonantemente porque otros escogen una linea editorial que deja afuera lo que escribes, es como quejarse porque en una pizzería no tienen completos. ¿es un atentado a las libertades personales que no tengan completos? “Es usted un fascista porque yo quiero completos y usted no me los da”. “Peor aún, usted botó mi cartel de propaganda para completos de su pizzería, sin avisarme.”

    Creo que hay una falta de información importante en el articulo, una interpretacion super negativa de hechos aislados, una magnificacion de temas que son acotados. Es simple:

    – Describe los bandos
    – Ve quien se incluye en cual
    – Y finalmente preguntate:

    WHO FUCKIN’ CARES???? Se hablará de “la guerra de los escritores” de aqui a dos años? saldrá en los textos de historia?

    ¡NO!

    Estamos hablando de un micromundo, que solo ven los fans, de 10 pelagatos reclamandose entre ellos, de novelas con tirajes bajos, de gente super poco conocida, que no tiene absolutamente ninguna autoridad para decirle a nadie que escribir y de la contraparte, que es gente ofendida porque no pueden escribir en una revista que no le importa a nadie.

    Ridículo. Es como pensar que la Spira es el depositario maximo de la cultura nacional ¬¬.

    • Gonzalo Iván
      11 julio, 2011

      a buena gracias roderick debía a verlo consultado usted primero sobre este articulo antes de publicarlo, en todo caso tiene sentido lo que dice reducir a un micromundo para explicar algo grande no vasta, pero lo veo no de esto es que se aprende mucho de eso y te das cuenta de muchas cosas, en fin espero opiniones

  10. Padomita Gallardo
    11 julio, 2011

    Ehm…
    Si es un vaso de agua todo esto, para que darse la molestia de meter la cuchara?
    Es solo un artículo personal, no una tesis. Exige algo de este estilo un analisis, un estudio exaustivo previo más allá de la experiencia propia?
    He convivido con muchos estudiantes de literatura, de inglesa, poetas y sí, tienen muchos vicios.
    Prefiero a los pintores, diseñadores y periodistas que se dan el trabajo de escribir, a mi parecer son mejores que aquellos que estudian y hacen cosas rebuscadas.
    Es posible que salgan en los libros de historia, por qué no?
    Y de ahí a decir que son 10 pelagatos, es triste, falso e inecesario.

  11. Fernandina Urrea Toledo
    19 julio, 2011

    Compadrito, yo estudié Letras y, lamentablemente, tenía compañeros que querían ser escritores. Hasta ahí la idea es súper romántica y bonita, incluso recuerdo que una vez postulé a otra universidad y me ganó el lugar una niña que quería ser escritora. Hasta ahí los sueños parecen ser más fuertes, pero, pienso que estudiar es loable. Lo penoso es cuando estos especímenes estudian y no tienen nada que decir. Tienen problemas de estilo, plagian descaradamente a otros escritores, etc… Ergo, estudiar, a veces, no es tan relevante.
    Te encuentro toda la razón cuando hablas de las editoriales y los sellos que ellas mismas cultivan. ¿qué me dice a mí que un escritor cultiva la novela policial? ¿me dice que la novela es buena? claro que no y con la poesía es mucho peor. Las editoriales necesitan buenos ojos y, por sobre todo, buen gusto. Una persona que tiene un blog no es menos cosa que el poeta de turno que se la pasa besando culos en el Chancho Seis.

    Atte. F.U.

  12. Fernandina Urrea Toledo
    19 julio, 2011

    Ahhhh y en la carrera no te enseñan cómo escribir artísticamente. Como dice Emilio nos enseñan a apreciar, criticar, analizar y, en síntesis, a desplegar textos. También, algunos, estudiamos porque queremos enseñar. Como en todas las carreras te dan herramientas y ahí cada uno sabe qué hace con lo que sabe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 8 julio, 2011 por en -Critica Existencia y etiquetada con , , , , , , .

Litio, equilibrio inestable.

Conoce Revista Litio.

Litio un espacio donde lo que prima es la opinión desde la perspectiva del ciudadano común y corriente, sin ataduras ideológicas ni prejuicios inculcados. Somos espacio para la información aterrizada y la creatividad desbocada... en inestable equilibrio.

Sexus, instintos primarios.

Esto es Sexus!

Es el espacio dedicado a la pasión de multitudes, el SEXO. Columnas escritas por gente apasionada por el sexo y sus infinitas variedades. Pasa, conoce, descubre y experimenta con nosotros el exquisito mundo de la estimulación sensorial... es Sexus!

Escribe tu email y recibe notificaciones cada vez que el sitio se actualice!

Únete a otros 125 seguidores