Kthulu Inc.

…de mística telúrica.

Mi primer ácido…

“…el papel mural de esta realidad está rajado… ahora puedo proyectarme hacia el otro lado…”

Todo conflicto en nosotros es originado por fuerzas internas que se encuentran en perpetua oposición. Todos nuestros problemas existenciales son ocasionados por nuestra intrínseca ambivalencia, nuestra innegable dualidad. Somos un duelo de poderes cósmicos desarrollado en lo más profundo de nuestras personas y nuestra personalidad es fruto de este interminable e ineludible conflicto…

Pero no me malinterpreten, no hablo del cosmos como un espacio infinito más allá de nosotros mismos, hablo de un universo de maravillas y enigmas que conforman al mismo ser humano.

Este conflicto al que me refiero, se trata de una lucha primigenia y eterna que ha dado origen a las más importantes revoluciones intelectuales en la historia de la humanidad. Es la misma lucha que muchos abordamos personalmente en nuestras meditaciones y cuestionamientos filosóficos propios. Se trata del instinto versus la razón… el enfrentamiento entre las decisiones conscientes y nuestros anhelos intrínsecos…

Es este enfrentamiento el que me ha mantenido en ascuas respecto al control de mis decisiones y actuar durante años, llegando al sobre-análisis de mi existencia.

¿Instinto o razón? Cansado de cuestionármelo hubo un tiempo en que intenté quitármelo de la cabeza y me arrojé a la vida, aspirando a ese tranquilo equilibrio entre ambas cualidades que el resto de los mortales parece disfrutar… pero me fue imposible hacer algo así. Pues razón e instinto son dos fuerzas elementales en perpetuo conflicto dentro del hombre y, para quién se obsesiona con adquirir un poco más de conciencia acerca de su propio ser, es necesario conocerlas a cabalidad y eventualmente tomar parte en uno de los dos bandos pues no hay término medio en un antagonismo existencial como este, o crees sin razonar o razonas y dejas de creer.

Y me dediqué a razonar. Y al encontrar la explicación racional y lógica para muchas cosas… fui perdiendo la capacidad de asombro. La ingenuidad y la inocencia pasaron a ser motivo de burla; el conocimiento era todo lo que importaba, soñar era de ilusos… creer sin pruebas? simplemente estúpido. El mundo se presentó entonces como un sinfín de posibles variantes para un restringido grupo de posibles teoremas. Tarde o temprano te das cuenta que todo es posible dentro de los margenes de las ciencias… y eso es, simplemente, aburrido.

En el momento en que llegué a esa conclusión caí en la más negra de las depresiones que haya vivido. Era un hecho para mi que una vez que abres los ojos ya no puedes echar pie atrás, ya no hay cómo olvidar que sabes… y si sabes, ya no crees. No importa cuanto trates de convencerte de lo contrario, siempre será cinismo el amargo sabor que queda en tu boca. El resultado lógico entonces al enfrentar una depresión, de cara a un mundo gris y sin magia, fue la idea de despropósito e inutilidad de la existencia misma… pero no soy del tipo autodestructivo, por lo que decidí que si lo que ofrece el mundo real no es realmente atractivo para mí… encontraría un escape al curso regular de las cosas…

¿Por qué no habría de buscar una alternativa al razonamiento tradicional con el que he intentado vivir durante años? ¿Por qué no escapar del sistema de correlación lineal con que concibo mi realidad actualmente?

No es un escape real o una huida lo que anhelo, lo que deseo es simplemente recuperar la capacidad de asombro, recuperar la capacidad de imaginar mundos posibles… una capacidad manipulada y pervertida por el excesivo uso de la razón en la era en que me tocó vivir.

Deseo recuperar la fe en la magia y tratar de soñar como lo hice durante tanto tiempo, pero la razón… la razón siempre termina boicoteando los sueños, desvaneciendo las ilusiones…

Sin embargo… ahora sé…  y el momento no pudo ser mejor… cuando empezaba a claudicar en mi búsqueda… la realidad se disolvió y me mostró que hay muchos lugares más donde buscar respuestas…

Hay formas de detener este conflicto… hay maneras de apaciguar la lucha interna y descubrir aquello que aún vive y respira bajo ella… aquello oculto por nuestra complicada humanidad…

Luego de haber divorciado mi mente de mi cuerpo… tras la fusión de mi conciencia con mi inconsciencia… al traspasar los muros que separan lo concreto de lo irreal… sin cuerpo, sin instinto… con una razón adormecida y obnubilada… he encontrado la paz.

Al derribar las barreras de la conciencia y las limitaciones físicas me he encontrado solo y a la deriva… fascinado por la irrealidad. Flotando en los haces de luz, como un tiburón siguiendo un rastro de sangre en un mundo en diabólico y delicioso frenesí. Puedo decir que fui solamente alma, esencia, éter… durante un par de horas.

Razón? no creo, no, en absoluto… sólo fui una conciencia completa en paz con sí misma y todo lo que la conforma. Luz y oscuridad en armónica fusión. Tal vez, en busca de algo… probablemente, de lo único que importa en el mundo… pero en realidad, no lo sé… sólo sé que no hay deseo, pues no hay cuerpo anhelante… ni hay razón pues no puede haberla en un lugar que no posee reglas… donde todo respira y palpita… donde se encuentra paz al conflicto… un lugar donde sólo se ES
Porque todo lo que deseas hacer es ir tras ese suspiro que dejaste salir… o permitir que las palabras que oyes reboten frente a tus ojos, antes de abrir la boca y comerlas…

Es en este lugar donde creo es posible encontrar respuestas a las preguntas… es en este estado en que creo que… 42 hace perfecto sentido.

El mundo se disuelve y deja ver sus muros carcomidos por las bellas tonalidades del óxido… en este lugar nada es imposible y no te detienes a pensar en ello, mejor dicho, no te detienes a tratar de razonar… pues lo piensas, sólo que… demasiado rápido… y la lluvia de estímulos te baña y despoja de pensamientos que vayan más allá del instante mismo … no hay por qué encontrarle la razón a nada… es un mundo húmedo porque es un mundo húmedo… cómo eres tú? yo soy diluido… y me gustaría ser húmedo como el mundo… o vaporoso como tú… pero diluido está bien… creo que está muy bien…

Y el suspiro que salí a buscar pasa por mi lado y me doy cuenta que no sé por qué lo deseaba atrapar en un principio… esa idea también debió salir volando de mí… y en ese momento se posa delicadamente en mi hombro y se esfuma soltando un ‘look around’… y miro y trato de enfocar pero no sé a donde debo mirar y olvido nuevamente qué hago aquí…

Este estado es la salida, es un medio de escape a una realidad [cuadrada]… en este lugar no hay formas geométricas siquiera, todo es sólo porque es… y eso, es agradable. Saberte uno significa paz… saberte sin deseo, ni razón, es carecer de ambición y temor, es ver el fin al conflicto… en la inocencia absoluta yace la verdadera libertad.

En este estado de vigilia, consciente y sano, en el que estoy ahora me cuestiono si realmente viví todo eso. Me pregunto, cuanto de aquella liberación viví realmente y cuanto de ello sólo lo imaginé. Recuerdo la sensación de temor que me embargaba cada vez que sentía que deambulaba demasiado lejos de mi cuerpo… y, la necesidad imperiosa que sentía por repetir safe ground, safe ground, safe ground, necesito un safe ground. Pero también recuerdo haber pedido que me recordaran que: “es tal y como lo pintan, es igual a como me lo imaginaba”… y eso es bueno.

Este cuestionamiento que sufro en este momento es la prueba más clara del por qué de mi repentina aversión a la razón: “nada en este mundo puede ser tan extraordinario” me digo… y empiezo a tratar de distorsionar el recuerdo de una experiencia que inicialmente me pareció lo mejor que haya pasado a estas alturas de la vida.

Y así es como funciona esta maldita cosa… todo aquello que parezca poseer una válida hermosura o una cualidad verdaderamente entrañable o destacable es rápidamente asimilado por la razón como algo que no debe poseer mayor importancia, pues nada en este mundo puede ser tan extraordinario.

Lo analizo, me convenzo de su vulgaridad y lo archivo en mi memoria como un recuerdo más de lo que puede hacer un cerebro en un estado alterado por químicos… y el mundo sigue su regular curso…

“I think that in human evolution it has never been as necessary to have this substance LSD. It is just a tool to turn us into what we are supposed to be.” Albert Hofmann

*La presente nota describe sólo UNA experiencia con LSD. Consumidores de esta droga han reportado malas experiencias, ataques de pánico, accidentes y otras complicaciones descritas generalmente como “malos viajes”. Estos malos viajes no se pueden prever y pueden ocurrir en la primera vez o en la cuarta o sexta. Como con toda droga, los efectos varían de un usuario a otro y se sugiere responsabilidad al momento de decidir el consumo de cualquier droga, desde un cigarrillo de tabaco hasta un ácido. 

Revista Litio
no recomienda, promueve ni avala el uso de drogas alucinógenas de ningún tipo. Experimentar con ellas es sólo decisión personal de cada individuo. No obstante, el autor de este texto sugiere responsabilidad, madurez y un copiloto confiable (que esté en pleno uso de todos sus sentidos) para asistir y ayudar en caso de presentarse alguna emergencia durante el viaje.

Acerca de Don Clean

Traductor de profesión. Blogger desde el año 2002. Escritor freelance de cuentos picantes. Editor de Revista Litio. Activista del sexo libre y cunnilingüista profesional.

Un comentario el “Mi primer ácido…

  1. Gonzalo Iván
    9 agosto, 2011

    Wuaaaaaaaaaaa que extraordinario viaje has tenido, yo ya decia que una mente racional nunca habría concebido tan extraordinario viaje… Es interesante los estados alterados de conciencia, te puede llevar a lugares nunca antes imaginados y a sensaciones tan geniales. Yo por mi parte he meditado y lo más loco que que experimentado es que me siento flotando fuera de mi cuerpo…. En fin gracias por compartir tú experiencia y espero que todo este bien

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 8 agosto, 2011 por en -420, la hora precisa. y etiquetada con , , , , , , , , , , , , , , .

Corset Chile, moldea tu cintura.

Entrenamiento de cintura en Chile.

La más alta calidad en corsets modeladores de cintura, y asistencia total a tu alcance. Escríbenos a contacto@kthulu.cl

Sexus, instintos primarios.

Esto es Sexus!

Columnas escritas por gente apasionada por el sexo y sus infinitas variedades. Pasa, conoce, descubre y experimenta con nosotros la pasión de multitudes, el SEXUS!

Escribe tu email y recibe notificaciones cada vez que el sitio se actualice!

Únete a otros 124 seguidores