Kthulu Inc.

…de mística telúrica.

Con las lacrimógenas en la cabeza.

¿Qué sucedería si un carabinero, se niega a obedecer a aplicar fuerza y violencia sobre los estudiantes, sobre la gente?

Imaginemos. Plaza Italia, o cualquier plaza, o cualquier lugar. Hay gente, adolescentes, niños y sus padres, adultos desesperados. Caminan por las veredes, se sientan en las plazas, tal vez conversan de lo que harán o hicieron el día anterior. Y más allá, tan cerca y amenazante, rejas y hombres con palos y uniforme. La orden que tienen, es agredir. Bajo que nombre, bajo que eufemismo, no cambio las consecuencias. Por radios les ordenan, y ellos acatan. El mayor habla, nosotros actuamos. Más por la fuerza que por la razón. Si avanzan, agua y gas. Si no avanzan, háganlos avanzar. Tomen detenidos, y no los dejen marchar por las calles, que no les pertenecen.

Y la gente está en la plaza.

Y vienen los carros, los zorrillos y guanacos. Y comienzan las carreras y las huidas.

Y la desesperación y el colapso.

Y las transmisiones de alcaldes, intendentes y nepotistas. Todos hablando, nada más hablando. Sin decir nada.

Y acá, en la vereda de enfrente, a ratos soñamos. Soñamos con que la gente pueda ocupar sus alamedas. Con que un carabinero, quizás el mandamás, el loco aguerrido, diga no a sus jefes de traje y corbata. Que no acepte enfrentarse armado a gente que reclama, a gente que anhela.
Pero sólo soñamos, y ya hay que correr.

¿Qué sería de la realidad, la realidad que se nos muestra, si los medios dieran pantalla a la movilización y no a los destrozos?

Vemos la televisión. Nos muestran encapuchados, tal vez los mismos que asaltan en el paseo ahumada, como si fueran estudiantes y educados. Nos muestran los policías, uniformados y entrenados, los perros hambrientos de ordenes que cumplir. Pero no sus golpizas, pero no a la gente que levanta las manos y grita ¡ya basta! No la gente que marcha, lleva sus carteles y sonríe porque ve, bendita gente, ve una esperanza.

Nadie la cree a la televisión, nadie le cree al presidente, nadie le cree a quienes se les oponen. Solo creen en ellos mismos, sólo creemos en nosotros, en los otros que sólo avanzan con su voz.

¿Cómo sería el mundo si las calles no tuvieran más dueño que las personas que las transitan?

Imagine. Este sueños es de todos, no sólo de mis palabras.

¿Cuán lejos irían las marchas, si no hubieran gases o aguas ponzoñosas arrollando a la gente?

Las marchas serían eso, una marcha. No un enfrentamiento, no una batalla campal, que sólo logra que los adolescentes vean la neblina y le lloraren los ojos, en un recuerdo aciago. Teman a los uniformes verdes y crean que su voto, su único voto, no es más que un papel inútil. Y la abulia, la desesperanza, y los porcentajes de no le creo a nadie.

Las marchas pasarían la Alameda, más allá, a un acto o una canción. Y los policías, soñemos, serían gente y no autómatas con armas. Los delincuentes y rabiosos serían ridículos y bufones batiendo carteles y señales.

Cuán lejos, cuán lejos iríamos todos. Quizás hasta un nuevo país.

¿A donde hemos llegado, a donde iremos a parar, quienes querrán ser nuestros amos y señores?

Más adelante de donde estábamos, ojalá a un lugar mejor, los mismos de siempre. El resumen que conocemos: Avanzar, un ojalá, y los mismos de siempre.

¿Cuáles respuestas buscamos, cuantos preguntas no no hacemos, cuantos carteles nos falta escribir?

Pedimos y queremos otra estructura sobre la que construir. Pero qué difícil es demoler un rascacielos en una ciudad. Mejor pintar las paredes y cambiar las ventanas. Y habitar un lugar nuevo, mejor, que sigue siendo el mismo pero no el mismo de antes.

No nos preguntamos por leyes que nos roban, por proyectos para los que “aún no estamos preparados”. Para el veinticinco por ciento para los trabajadores, para un acto de un loco revolucionarios que prefiera cualquiera de sus manos, la izquierda o la derecha. Qué más da ya basta de tontos graves sobre los estrados Necesitamos un loco sin bandera ni color, el loco de blanco y esperanza.

Nos faltan carteles que hablen de nuestra felicidad.

marcha familiar 7 de agosto

marcha familiar 7 de agosto

Por Samir Jorge (Colaborador Litio)

3 comentarios el “Con las lacrimógenas en la cabeza.

  1. saya himura
    9 agosto, 2011

    creo que la base de todo esto es que ya no nos pueden meter el dedo a la boca…como lo hicieron antes… que nos daban agüita de las carmelitas…o cosas pocas para contentar al pueblo…simplemente no nos conformamos con migajas… como antes…la gente exige lo que necesita … cosas básicas para poder vivir… ( salud-educación…entre otras mas, hidroaysen, la causa mapuche…)y el gobierno se dio cuenta que realmente no se la puede con palabras bonitas, la gente esta en contra de todos sus lobos vestidos de santos becerros, empezando por el presidente… que solo opinan y digan palabras sin fundamentos ni peso… y mostrando la cobardía frente a ellos, tirandoles (francamente es lo que veo siempre en las manifestaciones) a grupos de carabineros ultra armados que no se pueden mover… y que defiende su ¿bandera y país ? del desorden que los propios ministros han incentivado… Cuando empezaron las manifestaciones este año… (yo vivo en el centro de santiago…frente al parque almagro…) habían desordenes varios …puntuales… pero a medida que fue pasando el tiempo… realmente lo de hoy..fue el acabose… vi in situ…un grupo (bastante grande) de pre-puberes y adolescentes atacar de forma graciosa (por que lo estaban pasando super bien…si había que ver cuanto se reían de la situación) haciendo simplemente callejón oscuro a carabineros…hoy simplemente se les paso la mano… ya habiendo terminado la marcha…
    Lamentablemente vemos día a día que el famoso gobierno de “viva el cambio” esta dejando la grande en nuestras vidas… monsanto…hidroaysen… la educación … no dando el brazo a torcer ante el descontento generalizado… por que claramente sus hijos no estudian en colegios pobres y de mala calidad como muchos de nosotros tuvimos que hacerlo, simplemente el pueblo esta cansado de que ellos …LOS POLÍTICOS…sigan riéndose en la cara… por que no podemos ocupar nuestros espacios públicos para pedir y exigir lo que necesitamos …

  2. Samir Muñoz (@SamirJorge)
    10 agosto, 2011

    ¿Sabes lo curioso? Sí he visto estudiantes controlando las ganas de “responder” a carabineros. Pero no al revés. Me carcome esa situación, que como dice el grito “Paco, farsante, tu hijo es estudiante”¿Dónde está el criterio? Por otro lado, y al menos esto es lo que he visto cuando marcho, es un lumpen quién agrede a carabineros, son personas (¿personas?) que va a las marchas con el único fin de destrozar y sacar hormonas. Más de una vez he gritado, sabiendo mi riesgo, que “paren la hueá”. No los defiendo, pero tampoco son comparables ni justificables en cuanto al actuar de la policía.

    Quizás se pierde el respeto a la Función que debería cumplir Carabineros. Ya no sientes que te “protegen”, sino que están hay para atacar. Y la violencia sólo lleva a la violencia, a menos que uno diga basta.

    Difícil tema el de los Políticos. Chile es una sociedad tan convencida de la idea del Patrón, con mayúscula, que ya es un paradigma. No se imaginan sin alguien que no tenga el pie en el cuello. Y peor, legitimamos su poder en la tradición, en el pasado y los apellidos que sólo hablan del poder adquisitivo y no de la “calidad humana”. “Viva el Cambio”, pero no dijeron qué cambiar ni a quién le convenía.

  3. Gonzalo Iván
    13 agosto, 2011

    Viejo sentí que al leer esta palabras… que en verdad se requiere que seamos lo que más se necesita…. me da rabia a veces cuando se da la batalla por que sí y no por razones de defensa o algo….. por que mierda tienen ese afán de tirar piedras ? de creerse pseudo-guerreros urbanos? acaso sabe que es matar a un hombre?…. esta cosa cada vez se esta saliendo de control llegando al punto en estar en que estaremos en estado de sitio…. o la muerte de personas… y todo sera culpa de nosotros que las permitimos vale por compartirlo mi buen amigo saludos

    http://www.blackhole.bligoo.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 9 agosto, 2011 por en -Critica Existencia y etiquetada con , , , , , , , , , , , .

Corset Chile, moldea tu cintura.

Entrenamiento de cintura en Chile.

La más alta calidad en corsets modeladores de cintura, y asistencia total a tu alcance. Escríbenos a contacto@kthulu.cl

Sexus, instintos primarios.

Esto es Sexus!

Columnas escritas por gente apasionada por el sexo y sus infinitas variedades. Pasa, conoce, descubre y experimenta con nosotros la pasión de multitudes, el SEXUS!

Escribe tu email y recibe notificaciones cada vez que el sitio se actualice!

Únete a otros 124 seguidores