Kthulu Inc.

…obedece al tentáculo!

Elefante Rosa.

7 de agosto, día del niño. Es difícil escabullirse por el patio de comidas del Mall, los críos rebalsan y chorrean gran parte del espacio no destinado a las mesas y al escenario que ofrece un colorido show/parodia de Lazy Town de regalo.
Todo es estruendo edulcorado, niños gritando, niños con globos, niños corriendo, padres felices, padres fingiendo ser felices, padres esforzándose al menos por un día en intentar ser lo que sus hijos esperan de una figura a seguir.

La fiesta sigue y la dinámica se mueve entre números musicales y pequeños evitando al pobre diablo que encarna a Robbie Rotten. De en medio del gentío, como un pez que nada a contra costumbre, un niño se detiene por segundos en cada mesa habitada. No tiene más de 9 años, se acerca a mi territorio con los mocos colgando, hurga una caja de cartón blanco, deja un pequeño elefante que prende luces de colores y luego se va.

La carga y el dolor empático es inmediato. Trabajando. En su día. Mientras los demás comen helado y lucen juguetes nuevos frente a su nariz.

Vuelve al rato. Quiero gritarle: “¿Donde esta la maraca desnaturalizada de tu madre y el flaite aciago de tu padre?” Quiero abrazarlo, limpiarle la cara, regalarle un Milk Shake de Bob’s y prometerle que ya no tendrá que trabajar nunca más, que sólo se dedicará a ser niño hasta que la vida se lo cague…

-¿Lo va a comprar?-

-No.-

…Pero mi plato de cerdo barbecue se enfría y la vida ya hizo lo suyo con él. No me cuestiono, es más sencillo ignorar y privilegiar el bienestar propio que el desconocido. Me mira sin ningún tipo de remordimiento, es muy pequeño para entenderlo, coge la figurita luminosa y desaparece entre la gente, como una ilusión. Como algo que nunca existió y que no debería existir.

 ¡Adiós elefantito rosa, ve con cuidado!

Por Edgard Lara (Colaborador Litio)

2 comentarios el “Elefante Rosa.

  1. Danie
    18 agosto, 2011

    Siempre me pasa…y también me dan ganas de encontrarme con los progenitores de esos niños y decirles unas cuantas cosas….y no siempre son niños pobres o desarreglados…son hijos de comerciantes que tienen recursos, pero que mandan a sus hijos a dar lástima y ver si pueden sacar mas plata a costa de ellos…y siempre me pregunto…¿que podría hacer yo? …no es culpa de los niños, ojala todo fuera color de rosa y todos tuviéramos muchos recursos para hacer felices a todos los niños, pero tampoco es mi responsabilidad hacerle el trabajo a los padres desnaturalizados y darles la vida fácil mientras ellos solo se aprovechan de la inocencia de sus hijos…

  2. isabell
    5 octubre, 2011

    AAAAAAAAAAAAAAUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUCCCCCCCCCHHHHHHHHHHHHHH…me dolio el alma… malditos padres k no merecen llamarse asi… yo me prostituyo, vendo mis organos… pero a mi hijita maravillosa no la expondo a eso jamas!!!!!!!!!!! si de mi depende, ella va a vivir una niñez plena, feli y llena de cosas buenas… porke se lo merece, porke es mi obligacion de madre, yo la traje al mundo, ella no me lo pidio, es mi deber hacerla feliz… y es mi mayor deseo tambien

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 17 agosto, 2011 por en -Crónica Ciudadana y etiquetada con , , , , , , , .

Litio, equilibrio inestable.

Conoce Revista Litio.

Litio un espacio donde lo que prima es la opinión desde la perspectiva del ciudadano común y corriente, sin ataduras ideológicas ni prejuicios inculcados. Somos espacio para la información aterrizada y la creatividad desbocada... en inestable equilibrio.

Sexus, instintos primarios.

Esto es Sexus!

Es el espacio dedicado a la pasión de multitudes, el SEXO. Columnas escritas por gente apasionada por el sexo y sus infinitas variedades. Pasa, conoce, descubre y experimenta con nosotros el exquisito mundo de la estimulación sensorial... es Sexus!

Escribe tu email y recibe notificaciones cada vez que el sitio se actualice!

Únete a otros 124 seguidores