Kthulu Inc.

…obedece al tentáculo!

Lectura de Baño.

Leo hasta que se me duermen las piernas… a veces leo hasta que se me duerme un poco más. En invierno leo hasta que se me congelan los dedos de las manos, y en verano lo hago hasta que me tocan la puerta con más de 3 furiosos golpecitos…

Pero más allá de las incomodidades que se puedan presentar pasados los primeros diez minutos de encierro, leer sentado en el baño sigue siendo un ritual extrañamente satisfactorio para mi.

Creo que mis primeras incursiones a la lectura de baño, como una actividad recurrente en mi vida, fueron ni más ni menos que las mañanas que invertí leyendo la “6º Sentido” del diario La Cuarta. Razones sobraban para leer estas revistas mientras realizaba mis labores intestinales diarias: eran temas altamente intrigantes para un chico de 10-11 años con imaginación hiperactiva, estaban escritos de manera sencilla y contaban con la extensión justa para los 5 a 10 minutos que uno generalmente gasta encerrado consigo mismo.

Claro, leía sólo hasta que me daba miedo seguir, de ahí me limpiaba y dejaba la revista en la tina… esperando recuperar el valor para volver a leerla.

Durante mis primeros años de adolescencia leí mucho en el baño, fue el período en que pasé de los “Petete” y “Mampato” a la “Biblioteca Básica de las Ciencias Ocultas” y “6º Sentido”. Por desgracia, no mucho tiempo después encontré mi primera “VAS” (olvidada por un tío) en el baño y mis lecturas regulares se transformaron en otra cosa… pero esa etapa se vio superada (parcialmente) luego de un tiempo y volví a retomar la lectura de textos como los de la “Muy Interesante” y el “Semanario de lo Insólito”.

Tiempo después encontraría olvidados en el baño los “Topaze” y los “Condorito”, pero para entonces mis intereses literarios ya estaban consolidándose… y ya fuera sentado en la micro o sentado en el baño jamás dejaba de lado las “Narraciones Extraordinarias” de Edgar Allan Poe las que posteriormente harían espacio a un costado del frío trono de cerámica para “El Necronomicón y Otros Cuentos” de H.P. Lovecraft.

Esta mañana, mientras me atacaban los primeros cosquilleos de la pierna izquierda dormida, forzándome a dejar de lado “The Mammoth Book of New Erotica”, me preguntaba: “qué hace de leer en el baño una experiencia taaaan satisfactoria?”. La respuesta, creo, es más sencilla de lo que esperaba: cagar es catarsis y la literatura llena.

Sentarse en el baño y purificar el cuerpo expulsando los elementos orgánicos que no nos sirven es sólo una de las tantas aristas de defecar. En la taza del baño uno está obligado a dejar de pensar en los problemas diarios y los dramas de la vida en sociedad pues estos nos causan estreñimiento, por lo tanto, durante 5 a 10 minutos estamos forzados a relajarnos. Sentados ahí dejamos de pensar en el futuro o el pasado y terminamos enfocándonos en el presente… observamos atentamente las manchas en la pared, nos detenemos a sentir la textura del papel confort o de las toallas, jugamos con nuestro reflejo en cualquier cosa plateada que haya a la vista. Es casi el mismo proceso que ocurre al follar, la mente olvida todo lo que no este ocurriendo en nuestro cuerpo aquí y ahora.

La lectura, entonces, viene perfecto al estado de conciencia en que nos sumergimos previo a tirar la cadena.

Leer transporta nuestras mentes a otro espacio/tiempo… alejándonos de la taza fría pegada contra nuestras mejillas, alejándonos de lo que está del otro lado de la puerta del baño esperando a que salgamos para arrebatarnos nuestra paz… leer en el baño es la perfecta comunión entre catarsis física y escape intelectual.

Leer en la micro o metro requiere un esfuerzo extra y siempre hay alguna interrupción odiosa, pero leer en el baño… es una experiencia completa. Como aficionado a la lectura de baño recomiendo leer cuentos cortos, nada se compara con llegar al desenlace de una historia justo antes de perder la sensación en las piernas…

Por supuesto, desde hace un tiempo atrás la presencia de dispositivos que llevan el internet hasta la misma taza del baño le ha ido ganando espacio a la literatura de W.C. pero no creo que haya mucho de que preocuparse… jugar Angry Birds sentado en el baño llevará eventualmente a problemas de estreñimiento y tarde o temprano esa “Conozca Más” que anda botada por ahí encontrará su lugar nuevamente junto a la taza del baño.

Acerca de Don Clean

Traductor de profesión. Blogger desde el año 2002. Escritor freelance de cuentos picantes. Editor de Revista Litio. Activista del sexo libre y cunnilingüista profesional.

2 comentarios el “Lectura de Baño.

  1. Beleth
    13 enero, 2012

    jajajaja muy buena, yo desciendo de una familia de grandes lectores de baño, por ejemplo mi primo ya batio un record giness tanto por leer como por el olor que sale, en mi baño tengo un par de libros para hacer mas alegre el esfuerzo…buena…

  2. dafpunkita (@dafpunkita)
    10 diciembre, 2012

    Me recuerda a mi novio. El problema es que de libros pasó a leer “revista ya” del mercurio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14 octubre, 2011 por en -Crónica Ciudadana y etiquetada con , , , , , , , , , , , , , , , .

Litio, equilibrio inestable.

Conoce Revista Litio.

Litio un espacio donde lo que prima es la opinión desde la perspectiva del ciudadano común y corriente, sin ataduras ideológicas ni prejuicios inculcados. Somos espacio para la información aterrizada y la creatividad desbocada... en inestable equilibrio.

Sexus, instintos primarios.

Esto es Sexus!

Es el espacio dedicado a la pasión de multitudes, el SEXO. Columnas escritas por gente apasionada por el sexo y sus infinitas variedades. Pasa, conoce, descubre y experimenta con nosotros el exquisito mundo de la estimulación sensorial... es Sexus!

Escribe tu email y recibe notificaciones cada vez que el sitio se actualice!

Únete a otros 124 seguidores