Kthulu Inc.

…obedece al tentáculo!

Amanece.

Alexa entró en la habitación de sus padres, vistiendo nada más que calcetas blancas a la rodilla con un cuchillo de cocina enfundado en una de ellas, su calzón celeste; el más reducido de talla que tenia, que además dejaba ver su tatuaje de Dagón a un lado de la zona púbica; y su polera ceñida de Polyphonic Spree. Se sentía enormemente segura, y enormemente atractiva, y a sus apenas dieciséis años lo era.

El pomo de la puerta no estaba tan frío como pensó que lo estaría, seguramente la ventilación de la estufa lo había temperado un poco, le gustaba esa sensación, le gustaba un poco de frio. Entró con cuidado sin despertar a su madre, su padre no le preocupaba pues tenía el sueño bastante pesado. Caminó despacio por la habitación recorriendo mentalmente y en orden cronológico las memorias que tenia de ese lugar, la alfombra antigua que tanto le había gustado para jugar de pequeña, y la decoración de la habitación que en más de diez años casi no había cambiado, un figurín mas o un figurín menos de las horribles parejas de niños en porcelana tallada que su madre gustaba de coleccionar. Las 4:30 en el reloj, se acercó a su madre sin prisa, sintiendo la excitación del momento, a medida que avanzaba esta se hacía más fuerte, como cosquillas en la piel.

Desenfundó su cuchillo para grabar una “x” en su frente mientras miraba a su madre –te voy a echar de menos-susurró, y procedió a apuñalarla en el pecho. Los ojos de su madre se abrieron en terror mientras la sangre salpicaba su polera, esta sensación la excitaba, un estoque mas, un poco más de humedad entre sus piernas. Cuando su madre ya no respondía se detuvo, rasgó su pillama en el abdomen y calmadamente la evisceró, colgó un trozo de intestino alrededor de su cuello y bailó, recordando sus clases de danza. Dos cabezazos a la pared y avanzó hacia su padre, según ella con el mismo trote que hubiese hecho la caperucita en el bosque.

Su padre, abandonado a su sueño no tenía idea de lo que había sucedido, pero si sabría lo que estaba por suceder,-a ti no- susurró, tomó el trozo de intestino maternal y lo pasó bajo el cuello de su padre y entre la manzana y la mandíbula ató un nudo ciego. Saltó encima de él mientras se aferraba a ambos extremos de la improvisada soga y tensó. Su padre despertó sin saber que sucedía solo viendo a su hija encima de el con una marca en la frente y salpicada de sangre. En su desesperación sólo atinó a llevarse las manos al cuello, Alexa veía como poco a poco se le escapaba la vida de los ojos, lo que la humedecía un poco más.

Observaba la mañana aún distante tras los cerros -aún tengo un par de horas- terminó de abrir a su madre, desde la sínfisis púbica, con esfuerzo hasta la base de la garganta e igual con su padre. Uno a uno retiró órganos y entrañas, los que iba apilando al centro de la cama, al fin de esto excavó las orbitas de sus padres retirando la esferas blanquecinas idas de vida, mientras murmuraba “a través del arcoíris” procedió a decorar la habitación con aquel macabro botín, a la vez que pintaba aves en cielo y paredes de la habitación con la sangre aun tibia.

Una vez redecorada la recámara bailó un poco más, un salto aquí un giro allá y reverencia a la audiencia, caminó hacia sus muñecos nuevos y se sentó entre ellos-Imagino que no nos veremos por un tiempo- decía mientras los besaba en la frente, hizo una pausa, lloró un par de segundos y luego se masturbó.

Por Esteban Cortes
Selección oficial 1º Concurso de Cuentos Kthulu Inc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 26 diciembre, 2011 por en -Realidad Imaginada y etiquetada con , , , , , , , , , , , , .

Litio, equilibrio inestable.

Conoce Revista Litio.

Litio un espacio donde lo que prima es la opinión desde la perspectiva del ciudadano común y corriente, sin ataduras ideológicas ni prejuicios inculcados. Somos espacio para la información aterrizada y la creatividad desbocada... en inestable equilibrio.

Sexus, instintos primarios.

Esto es Sexus!

Es el espacio dedicado a la pasión de multitudes, el SEXO. Columnas escritas por gente apasionada por el sexo y sus infinitas variedades. Pasa, conoce, descubre y experimenta con nosotros el exquisito mundo de la estimulación sensorial... es Sexus!

Escribe tu email y recibe notificaciones cada vez que el sitio se actualice!

Únete a otros 124 seguidores