Kthulu Inc.

…obedece al tentáculo!

Mamá, estudiante, bombera: Mujer.

¿Te has preguntado alguna vez, qué siente, qué piensa un Bombero? Sólo has visto sus rostros cansados, pero ellos siguen adelante, sabiendo que la única paga, es un valioso “gracias”.

Personalmente, he visto muchas veces, miedo en el rostro de mis compañeros, yo también lo he sentido, pero no podemos hacernos a un lado y dejar que los sueños y los logros de aquellas personas sean consumidas por el fuego…

Siempre que estoy en un acto de servicio, pienso, no sé si con la cabeza o con el corazón, que mi exposición al peligro es mucho más limitada que la de mis compañeros, porque soy mamá, y no en forma de denigrar el trabajo de un padre, una madre no debe faltarle a su hijo…

He escuchado a muchas personas reclamando por lo que les ha tocado vivir, es más, me he escuchado a mí misma hacerlo, con la inmadurez que aún tengo ¿cómo no? si crecí de golpe al haberme embarazado a los 15 años… tuve que hacerlo… pero también me prometí que seguiría haciendo lo que me apasiona, ser Bombero. Decidí que tenía que poder compatibilizar mi vida con mis gustos sin dejar de luchar por mi futuro… por nuestro futuro. Y como toda persona también tengo mis momentos de reflexión y agradecimiento. He recibido el mejor regalo que la vida puede darle a una mujer, un hijo:

Mi bebé es hermoso, es un niño realmente inteligente, demasiado tierno, y no lo digo por ser su madre. La gente puede notarlo, muy carismático. Es un niño especial. Deja un rayito de luz por donde pasa. Deja sonrisas en las personas a las que ve. Mi hijo es un angelito, es un regalo que enviaron a mi vida. A veces pienso, si él no estuviera, quizás yo no estaría aquí, quizás no sería la niña que ahora soy, no pensaría de la forma en que pienso, no haría las cosas que hago, no me importaría nada. Porque mi hijo llegó a mi vida para dar un vuelco importante. Llegó a encarrilarme en el tren de la vida. Llegó a enseñarme lo que es amar con el alma, entregar cariño hasta que duelan los brazos y dar besos hasta que se cansen los labios. Mi hijo es mi luz, mi alimento, y mis fuerzas para continuar. Por él estoy aquí, por él quiero ir hasta el infinito y entregarle lo que jamás nadie ha entregado. Porque no existe amor más grande que el de una madre por su hijo. Y juntos, vamos a salir adelante, vamos a crecer, vamos a correr esta carrera, y llegaremos victoriosos a la meta. Juntos demostraremos que el amor vence cualquier obstáculo, la edad, el miedo, las trampas, todo, absolutamente todo.

Por él estoy estudiando, porque quiero ser yo quien le entregue la comida, quiero darle todo lo que quiera, simplemente porque se lo merece. Quiero demostrarle al mundo, a mi hijo, y a mí misma, que puedo. Quiero llegar a ser vieja y analizar mi vida, que pude ser una buena madre, pude estudiar y obtener mi carrera, y tener un valor agregado por haber sido bombera.

Es complicado ser bombero y “tener vida”, por así decirlo. En nuestro país, es un trabajo voluntario, pero de igual forma, se necesita tiempo, dedicación, esfuerzo, entrega, y más… por la misma razón, cada uno de los que estamos ahí, estamos porque queremos, porque nos gusta, porque es algo que nos apasiona. Sentir la adrenalina al “caer los tonos”, acudir lo más rápido posible a la llamada de emergencia que a pesar de todas las medidas de seguridad tomadas, siempre representa riesgos. Llegar a un lugar desconocido, con gente desconocida, pero que nos necesita, porque tenemos la técnica, la táctica y los implementos necesarios para salvar sus vidas y sus bienes del furor del fuego en descontrol.

Para nuestras familias pareciera ser mucho más complicado, porque no entienden esa fascinación que tenemos, a tal extremo de abandonar encuentros familiares, celebraciones, etc, levantarnos en plena madrugada o incluso dejar de comer por acudir a ayudar a personas que ni conocemos…

Ser bombero, es algo que sólo un bombero puede entender, porque somos nosotros quienes tenemos que lidiar con la incomprensión de amigos y familiares, y muchas veces, con la falta de recursos…

Muchas veces me siento cansada, agotada después de cumplir con mi labor bomberil, pero al llegar a casa, veo los ojitos de mi bebé esperándome para jugar y siento que del alma me renacen fuerzas y energías para él… porque eso es lo que espera de mí, y es lo que yo espero también de mí.

Por Yara (Colaborador Litio)

10 comentarios el “Mamá, estudiante, bombera: Mujer.

  1. Paulina
    9 marzo, 2012

    Excelente revista creo que deberían aver mas medios como este !.
    Asombrosa mujer debe ser difícil ser madre , estudiante y heroína!

  2. Romina Gonzalez Oxa
    9 marzo, 2012

    Grande Yara.!!! Una mujer super completa 😀 Eres secaaaa !

  3. Mayra Orellana
    9 marzo, 2012

    Realmente es destacable lo que cuentas, creo que admiro tu gran valentia al salir adelante a los 15 años con un niño y paralelo a eso ser una voluntaria teniendo presente todos los peligros que implica serlo.
    Siento verdaderamente que a pesar de todo lo cuesta salir adelante con un niño a esa edad y con todo lo que pueda llegar a manifestar la sociedad, eres una madre orgullosa y entusiasta de tu hijo y de tu labor como voluntaria. Me encanta la idea que tienes de seguir estudiando para ser tu la que le de la vida que merece tu hijo es totalmente valorable y maravilloso.. muchas felicidades eres una gran madre, estudiante, bombera y sobre todo una gran mujer.

  4. leonardo bustamante
    9 marzo, 2012

    wena yarita mujeres como tu hay pokas sige haci q lograras todo en la vida te kiero musho ❤

  5. Yara xD
    9 marzo, 2012

    *-* me están subiendo el autoestima xD jajaja graacias ^^

    • seba
      20 octubre, 2014

      holaa. pero qué guapaaa

  6. Yerko Abarca
    9 marzo, 2012

    la Vocacion siempre cambia todo!! y Yara la tiene 🙂

  7. Tu sabes :)
    9 marzo, 2012

    Hermosa, como siempre, Dios aparte de devolverte la vida, te dio el regalo de dar vida a otra persona, tu hijo. Y creo que no hay nada mas valorable que ver como una mujer como tu aparte de respetar su vida, de preocuparse de la vida de su hijo, también colabora en la vida del resto. Ojala muchas personas fueran como tu, que aprecian las segundas oportunidades,

    Muchas Gracias por ser tu.

  8. mamá
    14 marzo, 2012

    Yara eres grande como madre, bombera, mujer y al último como estudiante, jijijii….pero no leo en ninguna parte como te expresas como hija, me da pena pensar que la mujer mas linda y valiente nunca se acuerde de sus padres, creo q no merecemos q nos dejes en el olvido, no te pido que pases hablando de nosotros porque eso sería obligarte.
    Bueno, igual la felicito ya que eres una linda madre y eso se valora, pero recuerda no le hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti.

  9. Otra mamá, estudiante, profesional y profe ;)
    16 agosto, 2012

    Hablas en nombre de muchas heroínas que merecen mucho más que un gracias, como bien lo expresas. Eres seca, como dicen más arriba. Te la puedes, eres una mujer que toma el toro por las astas así como muchas en este país y en muchos otros de nuestra América Latina. Una buena amiga también es bombera, es madre de dos hermosas niñas, mamá soltera, es profesora, estudia en las noches y es voluntaria en un centro de rehabilitación. Eres la voz de la mujer que no sale en las noticias, pero que gracias a estos medios muestras lo grande que somos las mamás multifacéticas. Te felicito, te agradezco tu abnegada labor y te abrazo, porque pucha que hace falta un abrazo a veces (además del que nos dan nuestros críos, claro está 😉 ).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 7 marzo, 2012 por en -Crónica Ciudadana y etiquetada con , , , , , , , .

Litio, equilibrio inestable.

Conoce Revista Litio.

Litio un espacio donde lo que prima es la opinión desde la perspectiva del ciudadano común y corriente, sin ataduras ideológicas ni prejuicios inculcados. Somos espacio para la información aterrizada y la creatividad desbocada... en inestable equilibrio.

Sexus, instintos primarios.

Esto es Sexus!

Es el espacio dedicado a la pasión de multitudes, el SEXO. Columnas escritas por gente apasionada por el sexo y sus infinitas variedades. Pasa, conoce, descubre y experimenta con nosotros el exquisito mundo de la estimulación sensorial... es Sexus!

Escribe tu email y recibe notificaciones cada vez que el sitio se actualice!

Únete a otros 125 seguidores